Archivo de la categoría: Sin categoría

Thay y la sangha ante el Nuevo Año Lunar

2 de febrero de 2019

Querida y amada comunidad:

Nuestra sangha se alegra ante la llegada del Nuevo Año Lunar (Tết), con Thay presente en el templo matriz en Huế, Vietnam. Este es el primer Tết que Thay pasa en su tierra natal desde 2005, y el primero en Huế desde 1960. Ha disfrutado mucho de los preparativos para la fiesta dentro del templo y en los alrededores, de la tranquila luz y la atmósfera pacífica de los jardines mientras los jóvenes hermanos y hermanas limpian el altar y los pasillos, cocinan platos especiales que ofrecer a nuestros ancestros espirituales, decoran el templo con flores y ramas floridas para dar la bienvenida al Año Nuevo. Frente a la ventana de Thay se ha plantado un bello melocotonero, que ya muestra sus primeras delicadas flores rosadas, para que Thay disfrute de él mientras bebe su té.

Thay mirando un libro de pintura el miércoles 30 de enero (en la ventana se refleja el melocotonero en flor).

A pesar del clima frío y lluvioso, la salud de Thay se ha mantenido muy estable en las últimas semanas, y sigue recibiendo tratamiento y acupuntura orientales. Cuando las fuertes lluvias ofrecen un respiro, Thay sale en su silla de ruedas a disfrutar de los estanques y estupas del templo de origen, acompañado por sus discípulos. Aunque su cuerpo es frágil, la mente de Thay está aún muy lúcida. Hace poco aprovechamos un día despejado y soleado para llevar a Thay a Huế. Allí disfrutó del ambiente festivo del Año Nuevo, de los puestos del mercado de flores llenos de brillantes crisantemos y de los tradicionales ciruelos en flor (con las amarillas flores mai). Thay sorprendió a sus acompañantes al llevarlos a visitar dos templos con los que tiene una especial conexión, y una vez allí fue a presentar su respeto al altar de los ancestros. Aquella tarde, el clima era tan agradable y claro que Thay pudo salir y disfrutar visitando sus lugares favoritos en Từ Hiếu.

Thay visitando los jardines de Từ Hiếu el sábado 2 de febrero.

Durante las últimas semanas, practicantes laicos y monásticos de todo el mundo han venido a visitar el templo matriz de Từ Hiếu y la adyacente comunidad de hermanas en Diệu Trạm. Hay una hermosa y ligera atmósfera de serenidad y paz. A la comunidad le gusta practicar unida la meditación sentada, la comida consciente y la meditación caminando, consciente de la presencia tranquila de Thay en una cabaña cercana.

En cada celebración del Tết, Thay acostumbra a ofrecer un pareado para alentar la práctica de la comunidad y dar la bienvenida al Año Nuevo. Practicantes de todo el mundo podemos imprimir esas caligrafías y mostrarlas en el hogar o en el lugar de trabajo, para recordar nuestra aspiración. Esos versos invitan a la reflexión y proponen un sencillo acto que podemos realizar para alimentar el bienestar y la felicidad para el próximo año.

Este año, nuestra comunidad ofrece este pareado:

Armonía en nuestro hogar,
alegría en el mundo.

¿Hay algo que podamos hacer en este instante preciso para aumentar la armonía en nuestro hogar? Este hogar puede hallarse en nuestro corazón, en nuestro cuerpo, o en nuestro hogar físico y en las relaciones cercanas. Puede bastar con inspirar y espirar una sola vez de forma tranquila, o quizás una palabra o un gesto de bondad amorosa hacia quienes nos rodean.

Esta caligrafía nos plantea un reto: ¿tenemos fe en que puede haber alegría en el mundo en este mismo momento presente? ¿Podemos mirar con hondura y ver que la alegría comienza con la armonía interior? En sus últimos años de enseñanza, Thay siempre nos recordaba regresar a nosotros mismos, a nuestros seres queridos y a la Tierra. Y desde la base de esa sólida conexión, sabremos qué hacer y qué no hacer para ayudar en cada situación.

Si queremos que haya armonía en nuestra sociedad, en nuestra nación y en el mundo, necesitamos que haya armonía en nuestros corazones y hogares. La alegría está en hacer todo lo posible por cultivar la armonía, y tocar las maravillas de la vida que están disponibles para nosotros en este mismo instante: estos nuestros ojos, la presencia de un ser querido o una sencilla florecilla que surge como un milagro en nuestro camino. La paz y la alegría colectiva son posibles en cada pequeño momento de despertar. Como diría Thay: «No basta con sufrir». En medio de los desafíos a los que se enfrenta la humanidad y nuestro planeta, si no queremos evitar acabar exhaustos, debemos nutrir y fomentar nuestra paz y nuestra alegría.

En cada uno de nuestros centros, nuestro hogar espiritual en Europa, los Estados Unidos y Asia, así como en el templo de Từ Hiếu en Huế, este Año Nuevo Lunar se percibe una sensación de armonía y paz, sabiendo que Thay está en Vietnam, el origen de nuestra familia Plum Village. Es como el círculo caligráfico que le gusta dibujar a nuestro maestro. Inspira mientras traza la primera mitad del círculo y espira mientras traza la segunda mitad, completando el círculo con todo amor y cuidado.

Como parte de la celebración del Tết, la comunidad prepara los tradicionales pasteles de la tierra vietnamitas para ponerlos en el altar como expresión de nuestro amor y compromiso. Los hermanos y hermanas disfrutan de una velada festiva llena de canciones, música, hermandad y fraternidad mientras cocinan estos pasteles redondos de la tierra durante toda la noche en enormes ollas sobre hogueras a la luz de las estrellas. El nombre en vietnamita de estas ofrendas, pasteles de la tierra, es muy apropiado para nuestro tiempo y para la Madre Tierra. Representa nuestro voto de vivir simplemente y ayudar a disminuir el impacto humano sobre el medio ambiente.

Empaquetando y cocinando los pasteles de la tierra, y ofrenda sobre el altar de los ancestros.

El mes pasado, los discípulos de Thich Nhat Hanh han guiado retiros para cientos de maestros católicos en Uganda, África, una continuación del trabajo ecuménico de Thay y de su profunda aspiración para llevar la práctica de la plena conciencia a escuelas de todo el mundo. La semana pasada se inauguró en Bangkok una nueva apasionante exposición del excepcional arte caligráfico de Thich Nhat Hanh y de sus libros. La película Camina conmigo sigue llenando salas en ciudades de Francia y de todo el mundo, permitiendo a todos experimentar la meditación y la paz, aunque sea por un breve tiempo, en medio de sus atareadas vidas. A finales de primavera, la comunidad de Thay guiará retiros en los Estados Unidos, así como en Italia, Holanda, Bélgica, Irlanda, el Reino Unido, Alemania, Lituania y Palestina. Los monásticos de Plum Village en Asia irán a ofrecer sus enseñanzas en Japón, Corea, Indonesia y Taiwan.

Esperamos con ilusión acoger retiros para familias, emprendedores y jóvenes en nuestros centros en los Estados Unidos, Europa y Tailandia este verano. Pronto se abrirá el plazo de inscripción, y esperamos que muchos de ustedes tengan la oportunidad de unirse a nosotros para cultivar la sanación y el despertar colectivos junto con nuestra creciente comunidad y dar así continuidad a la vida de nuestro maestro y a sus enseñanzas.

Con amor y confianza,

Las monjas y monjes de Plum Village.

Si deseas recibir directamente en tu bandeja de entrada actualizaciones sobre Thay y noticias acerca de la comunidad que continúa su legado, puedes registrarte clicando aquí.

Las próximas actualizaciones se publicarán en plumvillage.org, langmai.org, Villagedespruniers.org y www.facebook.com/thichnhathanh, así como en thichnhathanhfoundation.org. Puedes tener la seguridad de que continuaremos informando a nuestra comunidad global de manera consciente y oportuna.

Fuente: plumvillage.org

Armonía en nuestro hogar / Alegría en el mundo

caligrafías 2019Las frases de práctica son unos pareados que tradicionalmente se escriben para el Año Nuevo Lunar (o Tết en vietnamita), que se celebran todos los años en Plum Village.

Nos hace felices publicar las nuevas frases de práctica de Plum Village para celebrar el próximo Año Nuevo Lunar del Cerdo. La frase es un regalo poético que podemos imprimir y poner en una pared como recordatorio para practicar la plena conciencia.

Se puede combinar el pareado con la respiración. Por ejemplo, podemos contemplar el primer verso, “Armonía en nuestro hogar” mientras inhalamos, y el segundo verso “Alegría en el mundo” mientras exhalamos. Estas palabras no son una mera declaración: son una aspiración de vida que deseamos alentar.

En los centros de práctica de Plum Village de todo el mundo, imprimimos estas caligrafías (manteniendo la forma de diamante), las pegamos en tarjetas de colores y las colocamos en los comedores, en las salas de meditación y en las habitaciones como preparativo para celebrar el Año Nuevo Lunar. Las colgamos (con la ayuda de un pequeño hilo de algodón) de ramas ya florecidas de membrilleros japoneses y ciruelos con las que alegramos nuestras habitaciones.

TetVersesMany_edited-1

Una antigua tradición renovada de forma creativa
Los pareados para el Año Nuevo son una antigua tradición en Oriente, especialmente en Vietnam y China. A menudo se escriben sobre papel rojo y se pegan en marcos de puertas, dinteles e incluso sobre las herramientas de labranza para invocar buena suerte el próximo año. Las caligrafías de maestros espirituales son especialmente populares. El pareado tradicional escrito en caracteres chinos es un arte magistral, una especie de profundo y conciso contrapunto en forma escrita.

Thay ha establecido la tradición de ofrecer a la sangha la caligrafía de un sencillo pareado en vísperas del Año Nuevo Lunar y así inspirar y nutrir nuestra práctica de plena conciencia. La innovación de Thay ha sido ofrecer el pareado en inglés, en francés y en vietnamita, en lugar de hacerlo en caracteres chinos. La comunidad de Plum Village es muy feliz por dar continuidad a esta hermosa tradición.

Te invitamos a unirte a nosotros en esta práctica. Puedes imprimir y colocar los pareados (en inglés, francés o vietnamita) en la nevera, sobre una puerta o cerca de los interruptores de la luz como un recordatorio de buen augurio. De esta forma, serás consciente de su mensaje y podrás cultivar tu frescura aplicándolo en la vida diaria. Puedes hacer volar tu creatividad y descubrir nuevos sitios y formas de publicar y practicar estas frases. Si las pones en el marco de la puerta de tu casa o en el espejo del baño, podrás verlas antes de iniciar un nuevo día.

En Plum Village, siempre colocamos los dos diamantes en pareja, uno cerca del otro (puede ser uno sobre otro o al lado del otro) generalmente en puertas, ventanas y paredes.

Esperamos que este nuevo pareado te brinde a ti y a tus seres queridos inspiración y nutrición para el Año Nuevo. Este año la caligrafía es del maestro thay Phap Huu.

Descargar PDF de los versos en diversos tamaños:

¿Dónde está Thay?

23 de diciembre de 2018

Querida amada comunidad:

Nuestro querido maestro está desde hace dos meses en nuestro templo matriz de Từ Hiếu, acompañado de varios de los más veteranos monásticos, como la hermana Chan Khong, el hermano Phap An y un equipo de asistentes monásticos. Thay está bien, sus ojos siguen tan brillantes y lúcidos como siempre. Visita la tumba de su maestro todos los días, a veces tres veces en un mismo día, e incluso aunque arrecie la lluvia. Sale a menudo a disfrutar de los jardines del templo matriz, visita el Estanque de la Media Luna, recorre todos los senderos que rodean los bosques de bambú y el pozo donde, siendo novicio, se lavaba los pies después de cuidar de los búfalos. Ha sido maravilloso ver a tanta gente visitar Hue para estar cerca de Thay, disfrutar del templo matriz y rendir homenaje a nuestros ancestros espirituales.

El regreso de Thay a Từ Hiếu ha sido una campana de plena conciencia que nos recuerda a todos lo valioso que es pertenecer a un linaje espiritual de raíces profundas. Si hemos asistido a un retiro, hemos leído uno de los libros de Thay o hemos escuchado una de sus charlas, y nos hemos sentido conmovidos por sus enseñanzas, estamos conectados con esta corriente ancestral de sabiduría y compasión. A lo largo de su carrera docente, Thay ha abierto la puerta del Dharma que nos conecta con nuestros antepasados como una manera de practicar de forma tangible las enseñanzas de Buda sobre el el no yo y de vernos a nosotros mismos como una continuación y no como una entidad independiente.

Conectar con nuestro verdadero hogar

En esta temporada de vacaciones, tenemos la oportunidad de regresar a nuestras raíces, de estar con nuestros seres queridos y tomarnos un tiempo para regresar a nosotros mismos. Sabemos que, dondequiera que estemos, podemos contar con un hogar espiritual verdadero en el que refugiarnos gracias a la respiración y a los pasos conscientes, gracias a la conciencia y el cuidado del cuerpo y a una conexión con nuestra comunidad de compañeros practicantes.

Como Thay solía recordarnos, el mayor regalo que podemos ofrecer a los demás y a nosotros mismos es nuestra verdadera presencia. Regresar a casa es estar presente. Inhalar y exhalar con la energía de la plena conciencia basta para establecernos en el momento presente, justo donde estamos, con las personas que nos rodean, ya estén alegres y festivas, o se enfrenten a desafíos, soledad y tristeza. Con nuestra respiración consciente, podemos estar realmente presentes con lo que sea que surja en nosotros mismos y en nuestros seres queridos. Simplemente estar presente con compasión, cuidado y escucha profunda es suficiente para cambiar una situación y brindar alivio.

¿Dónde está Thay?

Mirando profundamente con los ojos de la ausencia de signo, podemos ver que Thay no está únicamente en Vietnam. Thay está totalmente presente en nosotros mientras disfrutamos de una comida con nuestros seres queridos, sabiendo que es un momento precioso. Thay está sentado a nuestro lado mientras respiramos relajadamente y esperamos en nuestro automóvil ante un semáforo. En una ciudad, en una aldea remota o actuando en defensa del clima y la justicia social, donde quiera que sea que practiquemos, nuestro maestro también estará allí con nosotros. Thay está presente cuando podemos hacer una pausa y disfrutar de las maravillas de la vida y cuando podemos resistir la prisa, la confusión y el ruido de la sociedad moderna. Thay está en nuestra comunidad siempre que cualquiera de sus discípulos, laicos y monásticos practica el caminar consciente, respirar, escuchar y comprometerse.

Sabemos que nuestro planeta se enfrenta a grandes desafíos a causa de la destrucción ambiental, el cambio climático y la extinción de especies. Nuestra familia humana está experimentando una profunda inestabilidad política, gran agitación social, una violencia continua y largos desplazamientos. Cuando reflexionamos sobre el año pasado como practicantes, nos preguntamos: ¿Qué podemos hacer para ayudar? Como individuos y como comunidades conscientes, ¿cuál es nuestra mejor contribución al despertar colectivo? ¿Dónde podemos encontrar un verdadero refugio para nosotros mismos y para los demás?

Las indicaciones de Thay son claras:

Tomar refugio, en primer lugar, es refugiarse en nuestra isla interior y luego en la isla de la sangha. Estas islas son comunidades de resistencia. «Resistencia» no significa oponerse a los demás, significa protegernos, al igual que nos resguardamos en casa para protegernos de las inclemencias del tiempo. Nos resistimos a ser destruidos por la contaminación, el ruido, la infelicidad, las palabras duras y el comportamiento negativo de la sociedad. Si no sabemos cómo cuidarnos, podemos salir heridos y no ser capaces de ayudar a los demás. Si nos unimos a otros para construir una sangha que pueda nutrirnos y protegernos y así resistir a la capacidad destructiva de la sociedad, podremos regresar a casa. Hace muchos años, propuse que los activistas por la paz en Occidente estableciesen comunidades de resistencia. Una verdadera sangha es siempre terapéutica. Volver a nuestro propio cuerpo y mente ya es volver a nuestras raíces, a nuestro verdadero hogar, a nuestro verdadero ser. Con el apoyo de una sangha, podemos hacerlo.

Thich Nhat Hanh ((“Finding our True Heritage”)

El poder de las comunidades.

A nivel internacional, nuestra comunidad de resistencia se está fortaleciendo y se está convirtiendo en un refugio estable para muchas personas en todos los ámbitos de la vida. Como sangha, estamos practicando para avanzar con cada respiración, con cada paso, con cada persona, comenzando por nosotros mismos. Gracias al apoyo del grupo, podemos reconocer, abrazar y transformar lo que surge en nosotros, y así poder ver claramente qué hacer y qué no hacer para ayudar en una situación. Ahora existen más de 1.500 sanghas locales, y cada semana se forman nuevas sanghas en todo el mundo. Existe la Earth Holder Sangha, la sangha ARISE Sangha, el movimiento Wake Up movement de jóvenes y la red de escuelas Wake Up Schools network que fomenta la plena conciencia en la educación. Cada año, decenas de hombres y mujeres jóvenes de diferentes nacionalidades se ordenan como hermanos y hermanas monásticos. Nuestra creciente comunidad cuenta ya con más de 100.000 personas en todo el mundo que cada año nos acompañan en retiros, charlas públicas y talleres de plena conciencia. En noviembre se inauguró el nuevo monasterioHealing Spring Monastery en los alrededores de París, que ofrecerá un refugio pacífico a muchos parisinos en esta temporada de vacaciones. Este otoño, nuestros hermanos y hermanas monásticos en Plum Village se unieron para profundizar nuestros cantos en inglés y francés, y su fruto es el nuevo CD Chanting as a River.«Resistiremos» juntos como una familia espiritual trayendo frescura donde haya contaminación, serenidad donde haya ruido, amabilidad donde reine la crudeza y semillas de paz donde haya odio.

¿Será nuevo tu Año Nuevo?

El Año Nuevo 2019 es una oportunidad para reflexionar sobre las formas en que podemos resistir con el fin de garantizar un mejor futuro para nosotros mismos, para nuestra comunidad y para nuestro planeta. Asegurarnos de que el Año Nuevo sea realmente nuevo requerirá que seamos valientes al hacer cambios en nuestra vida. Podemos resistir tomando una resolución clara y compasiva de practicar todos los días, transformando las energías de hábito o llevando nuestra vida hacia una nueva dirección, incluso con pequeños cambios.

En octubre, una nueva investigación científica abogó un cambio hacia una dieta sin carne ni productos lácteos, hacia alimentos basados en vegetales, menos extractores de recursos. Podemos comprometernos a tomar alimentos vegetales algunos días de la semana. Podemos encontrar maneras de comer alimentos locales, de temporada y ecológicos; y podemos quizá pedir a nuestro restaurante local que ofrezca más opciones veganas o vegetarianas. Podemos hacer otras elecciones de consumo que reduzcan el daño a nuestro planeta. Por ejemplo, comprometerse a no comprar más prendas de vestir para el próximo año, observar nuestro armario y preguntarnos: ¿Realmente necesitamos otro suéter o un nuevo par de zapatos? En este tipo de resistencia no hay ninguna corporación, ningún político y ninguna política a la que oponerse o contra la que rebelarse. Todo se reduce a nuestra elección consciente y libre de cambiar la forma en que consumimos, ya sea comida, combustible, energía u otros artículos provenientes de todo el mundo. Podemos tomar estas decisiones siguiendo el espíritu de los Catorce entrenamientos de la plena conciencia, con compasión y alegría, y sin juzgar a los demás ni imponer nuestros puntos de vista.

Visión colectiva

Cambiar la conciencia colectiva requerirá que nos reunamos, discutamos acciones e intercambiemos ideas en nuestras sanghas locales para encontrar formas de inspirar e impulsar el cambio. Como nos recordó la activista sueca Greta Thunberg, de 15 años, en la reciente conferencia sobre el clima en Polonia, no queremos robarles el futuro a nuestros hijos. Se deben hacer sacrificios, reducir las comodidades y cambiar los hábitos. Mirando profundamente juntos podemos seguir a nuestro maestro y encontrar maneras hábiles de apoyar nuevas fronteras de curación y compasión hacia nuestro planeta.

Querida comunidad, mientras escribimos este mensaje, los días se hacen más largos, la luz brilla con mayor intensidad en el hemisferio norte. Es una gran felicidad tenernos unos a otros, tener un hermoso camino que recorrer juntos. Dondequiera que estemos en esta temporada de vacaciones, no estamos solos. Tenemos un camino de práctica, tenemos una comunidad.

Os deseamos unas vacaciones tranquilas y cálidas.

Los hermanos y hermanas de Plum Village.

EL YOGA DEL MINDFULNESS

Sanar a partir de la respiración, el cuerpo y la mente

Retiro en Alp, (Cerdanya) el del 24 y 25 de noviembre de 2018

Con PHIL DAT PHAN

Con la colaboración: Ramon Carreras, Danae Jiménez y Ileana Escudero

Inscripciones: www.aucer.org

Aportación: 45€

Alojamiento: va a cargo de cada uno pero recomendamos el precio especial en Hotel Roca en Alp: Habitación doble 75€ desayuno incluído (para las reservas: teléfono; 97289001 o info@hotelrocaalp.com)

Durante este fin de semana iremos estudiando, practicando y compartiendo el mindfulness a través del cuerpo, las sensaciones,  emociones, percepcions y la consciencia, enmarcado todo dentro del espíritu de las ensenñanzas del Maestro Zen Thich Nhat Hanh, para estar felizmente y con alegría en el momento presente junto con nuestro apreciado grupo de práctica.

PROGRAMA

SÁBADO 24 DE NOVIEMBRE  9.00 – 14.00  y  16.00 – 20.00

9.00-9.30 Registro

PROGRAMA MAÑANA

9.30h -10.30h Bienvenida y presentación:

Breve meditación guiada  y orientación – Ramon

Charla del Dharma, 30 minutos: 5 skandhas: Part I – cuerpo y sensaciones  – Dat

10.30h – 11.30h Yoga – Qi gong – Tai chi – Ileana

11.30h -12.00h Pausa café/ te

12.00h -12.45h Meditación caminando y movimento consciente – Ramon (al aire libre si el tiempo acompaña)

12.45h – 13.15h Charla del Dharma – Dat: Part II – formaciones mentales / percepción

13.15h – 14.00h Preguntas y respostas –  Ramon / Dat

TIEMPO PARA COMER Y DECANSO: 14.00 – 16.00 ***

PROGRAMA DE TARDE

16.00h -16.45  Meditación tumbados: escáner corporal – Danae / Dat (música y canto)

17.00h Compartir el Dharma – Dat / Ramon / Danae (2 grupos)

18.00h – 18.20h Pausa café / te

18.20h – 19.45h Los 10 movimentos conscientes / cantos – meditación sentada en silencio – Dat

*** Proponemos que traigáis vuestra comida y comeremos juntos en la sala así tendremos la oportunidad de relaizar una práctica mientras comemos.

DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE 9.00h – 14.00h

9.00h -9.15h Meditación guiada –  Ramon

9.15h – 10.45h Ioga – Ileana

10.45h -11.30h Charla del Dharma  – Dat – Part III: consciencia

11.30h – 12.00h Pausa café / te

12.00 – 12.50h Q & A – Ramon / Dat

13.00h – 13.45h Compartir dentro del grup entero

13.45h Cierre del día de plena consciencia

PROFESORADO

Dat Phan-Angevin, licenciado en Comunicación para la Universidad de Texas-Austin, fue ordenado como monge budista con el Maestro Zen Thich Nhat Hanh. Proporciona formación en Francia y otros países de Europa (España, Paises Bajos, Regno Unido) al mundo corporativo en el primer programa nacional de sensibilitzación titulado “Stay Zen” activo en veinte ciudades, con 3.000 empleados y líderes.

Es uno de los fundadores de Les Cedres Bleus, lugar para la práctica de la plena consciencia, y autor de dos libros. No no gusta no hacer nada y sonreír.

http://www.maisonauxcedresbleus.com

 

 

 

 

 

 

Ileana Escudero Lecumberri; licenciada en Psicología para la UCM y máster en psicoterápia con Luis Cencillo. Practicante de meditación, yoga y txi-kung desde hace más de 20 años y dedicada a su enseñanza desde el 2006 en el ámbito clinico, social y educativo.

Danae Jimenez

Arquitecto. Gestora financera y de tripulación de yates de lujo.

Professora de yoga y mindfulness. Facilitadora Sangha Wakeup Sant Feliu de Guíxols. Deportista.

Ramon Carreras (coordinación)

Biólogo, hostalero y restaurador, gestión y dirección deportiva.

Profesor de yoga y mindfulness. Facilitador Sangha Camí de Llum de Cerdanya. Presidente de la CBI, entidad coordinadora en España de la promoción y divulgación de las enseñanzas de Mestro budista Zen Thich Nath Hanh. Organizador de distintos eventos relacionados.

Ultimo comunicado de Plum Village sobre el regreso de Thây a Vietnam

Viernes, 2 de noviembre de 2018.

Centro internacional de práctica Plum Village
Le Pey, Thénac 24240, Francia

Los monjes y monjas de la comunidad internacional de budistas comprometidos de Plum Village apoyamos a nuestro querido maestro, el maestro zen, líder espiritual global, activista por la paz y poeta Thich Nhat Hanh, en su regreso a su tierra natal. Desde que celebró su 92 cumpleaños el mes pasado, expresó un profundo deseo de volver a residir en su “templo raíz”, el templo de Tu Hieu en Hue, Vietnam, para vivir allí el resto de sus días. Thich Nhat Hanh ha convertido los formidables desafíos físicos derivados del grave derrame cerebral que sufrió hace cuatro años en una poderosa enseñanza al continuar viviendo cada momento de manera pacífica y alegre, con gran presencia y sentido.

El templo de Tu Hieu es donde Thich Nhat Hanh se convirtió en monje por primera vez en 1942, con dieciséis años. Después de casi sesenta años difundiendo las enseñanzas en el extranjero, el regreso final a casa de Thich Nhat Hanh es una fuente de paz y felicidad para sus estudiantes, el Templo Tu Hieu y su linaje. Es muy valioso para todos los seguidores internacionales de Thich Nhat Hanh mantener esta conexión profunda y duradera con nuestras raíces espirituales en Vietnam. Thich Nhat Hanh, quien acuñó el término “budismo comprometido” y que ha dedicado su vida a renovar el budismo para que pueda ayudar a los individuos y sociedades a enfrentar los desafíos de nuestro tiempo, siempre ha visto las raíces de sus enseñanzas en la comprometida vida espiritual de distinguidos patriarcas budistas durante las antiguas dinastías vietnamitas  Ly y Tran.

Aunque desde su derrame cerebral Thich Nhat Hanh no ha podido hablar, permanece poderosamente alerta y presente. Después de convocar a sus discípulos mayores a una reunión el 24 de octubre en Plum Village de Tailandia, donde reside desde diciembre de 2016, Thich Nhat Hanh comunicó claramente su deseo de regresar a Vietnam con gestos, asintiendo y sacudiendo la cabeza en respuesta a las preguntas. Se dispuso todo lo necesario para su regreso y aterrizó en el aeropuerto de Da Nang, Vietnam, en la tarde del 26 de octubre. Su llegada fue celebrada por la bienvenida de un grupo de venerables ancianos budistas, monjes, monjas y seguidores laicos.

Después de descansar dos días junto al océano para recuperarse del viaje, Thich Nhat Hanh llegó a Tu Hieu en la tarde del 28 de octubre, donde fue recibido con una procesión formal tradicional y el sonido de los tambores y las campanas. Al entrar, se tomó un momento para extender su mano y tocar la piedra fría de la antigua puerta de entrada: un sello de llegada y regreso. Todos los presentes permanecieron en silencio mientras contemplaba el estanque de la media luna, donde había pasado muchos momentos memorables siendo un joven monje, y luego se dirigió a la sala de Buda para presentar sus respetos y ofrecer incienso en el altar ancestral.

Desde su llegada, la salud de Thich Nhat Hanh ha permanecido frágil pero estable. Se ha unido a su comunidad en la meditación caminando al amanecer, visitando todos los rincones de este templo que fue su hogar y donde se educó mientras se embarcaba en su camino espiritual. En la tarde del 26 de octubre en Da Nang, como actual Abad y Jefe del linaje Tu Hieu, Thich Nhat Hanh dirigió a sus discípulos para que redactaran una carta invitando a todos los monjes y monjas del linaje Tu Hieu (discípulos y descendientes del maestro zen Thanh Quy, su maestro), a un alegre encuentro de familia y a la celebración de su regreso a casa en el Templo Tu Hieu el sábado 3 de noviembre. Como dijo Thich Nhat Hanh cuando regresó a Vietnam por primera vez en 2005, después de cuatro décadas de exilio: “No hay religión, no hay doctrina superior a la hermandad y la fraternidad”.

Incluso en este momento, Thich Nhat Hanh permanece firme y enérgico al usar cada respiración y cada acción para construir y fortalecer a la “querida comunidad de compasión” y para cultivar la sanación, la reconciliación y la transformación en su comunidad, en la sociedad y en el mundo.

Los próximos informes sobre la salud de nuestro maestro se publicarán en estas fuentes oficiales:plumvillage.orglangmai.orgvillagedespruniers.orgwww.facebook.com/thichnhathanh, thichnhathanhfoundation.org

Fuente: www.plumvillage.org

Diseño sin título

Hoy celebramos la continuación de nuestro querido maestro Thich Nhat Hanh.

La primera vez que le escuché y leí, sus enseñanzas me inundaron de amor. Cuanta profundidad en la  simplicidad, cuanta verdad y belleza.

La práctica de la plena consciencia  y el verdadero amor se han instalado en mi vida poco a poco calándome como la fina lluvia, me siento más ligera ante las dificultades, puedo descubrir las maravillas que se despliegan ante mí.

Thay nos ha tocado el corazón a muchas personas, durante décadas le hemos visto disfrutar al  llevar la enseñanza a todos los continentes, a millones de personas allá donde estén, en cárceles, hospitales, colegios, retiros o conferencias públicas con miles de asistentes.

¡Sentimos tanto agradecimiento por su infinita generosidad al visitarnos en España en 2014 con su comunidad monástica!

Thay se sentó y caminó con miles de personas en Madrid y Barcelona. Su presencia y enseñanza nos ha inspirado y ayudado a ir poco a poco transformando nuestro sufrimiento en preciosos lotos de crecimiento y alegría. Nutre nuestra sangha de consciencia y apertura a nuevos miembros que han ampliado nuestra comunidad, floreciendo como un jardín de sanghas en numerosas localidades.

Seguramente si lees esto es porque Thay también ha tocado tu corazón a través de algún, libro, algún vídeo, o algún retiro con él o su comunidad. Respira y contacta con  la experiencia de ese momento para desearle una feliz continuación y gratitud a nuestro maestro Thich Nhat Hanh .

Te adjuntamos el comunicado que ha elaborado Plum Village con motivo de su 92 cumpleaños.

10 de octubre de 2018

Queridos amigos:

Al celebrar el día de la  92ª continuación  de Thay el 11 de octubre, nos gustaría aprovechar esta oportunidad para compartir con vosotros cómo está nuestro querido maestro.

Después de pasar un tiempo recuperándose en San Francisco en 2015, y después de estar en su casa de enero a diciembre de 2016 en Plum Village en Francia, Thay solicitó viajar a Tailandia para unirse a sus estudiantes monásticos en nuestro gran monasterio cerca del Parque Nacional Khao Yai. Desde entonces, Thay  se ha estado nutriendo con la alegría y la juventud de más de doscientos monásticos en Thai Plum Village. En el clima cálido y tropical, y rodeado de sus jóvenes estudiantes, Thay ha podido continuar su camino de curación, al tiempo que ofrece su presencia para apoyar la fortaleza y el crecimiento de su querida comunidad joven. En Tailandia, Thay tiene la oportunidad de recibir atención médica de primer orden de especialistas tanto orientales como occidentales. Estamos profundamente agradecidos con la “sangha de médicos” de Thay, que ha estado cuidando a Thay con inmensa generosidad, amor y respeto; y también a todos los especialistas en acupuntura y medicina oriental que han ofrecido sus habilidades y experiencia.

Como es de esperar para alguien de tan avanzada edad que se está recuperando de un grave derrame cerebral, hay momentos en los que la salud de Thay es más fuerte y otros en los que es más débil. En los días buenos, Thay puede hacer varias comidas pequeñas al día y unirse a la sangha para meditar caminando en su silla de ruedas, o tal vez participar en una comida formal en la sala de meditación, comiendo con gran concentración, dignidad y presencia. Cuando está con la sangha, Thay a menudo hace gestos, con los ojos brillantes, para recordarnos que disfrutemos escuchando el sonido de los pájaros, o con una sonrisa suave se señala a la boca para recordarnos que debemos sonreír. En los días buenos, Thay ha podido ofrecer su presencia solemne y ser testigo en las ceremonias de ordenación, o su presencia alegre en los festivales, viendo a sus alumnos actuar con canciones, representaciones y bailes. Incluso con sus problemas de salud, Thay nunca quiere perderse los grandes eventos de la sangha. Insistió en estar presente en el estreno del documental “Camina conmigo” en Bangkok (donde dirigió a la sangha para que comprara grandes cantidades de palomitas de maíz), y también insistió en viajar con los monásticos para estar presente mientras lideraban un gran retiro para familias en Wang Ree Resort en Tailandia.

Aunque Thay todavía no ha podido hablar desde su derrame, disfruta al unirse cuando la sangha canta canciones de Plum Village y, cuando tiene fuerza, continúa entrenándose diligentemente para poder formar palabras. Siempre que su salud lo permite, Thay trabaja con entusiasmo con sus ejercicios de fisioterapia, y sonríe con una sonrisa de victoria cada vez que puede permanecer sobre sus propios pies sin ayuda. Los nervios en su pierna derecha ahora están activos hasta el pie. Aunque todavía hay algunos días en los que Thay no puede comer ni beber, y  se queda descansando profundamente en su cama, en cuanto recupera su energía come mucho, como si compensara los días en que no ha podido comer. En general, estamos felices de decir que, desde los últimos dos años siguiendo una dieta especial, el sistema digestivo de Thay se ha fortalecido y restaurado.

La sangha puede sentir la presencia alentadora y nutritiva de Thay, siempre manteniendo la mirada aguda de un maestro sobre nuestra práctica y esfuerzos, instándonos a seguir adelante y animándonos a seguir disfrutando de las maravillas de la vida, a avanzar en nuestra práctica, a crecer y a servir. La presencia continua de Thay entre nosotros ha sido un gran regalo y una gran fuente de energía y apoyo para nuestra comunidad.

Thay hace saber cuándo le gustaría alimentarse con la naturaleza y, en un momento dado, solicitó a sus asistentes que lo llevaran durante unos días junto al océano.  Thay disfrutó pasando el tiempo relajándose en la cálida arena, y un joven monje lo sostuvo para que pudiera sumergirse completamente en el agua refrescante y salada. Thay pasó horas escuchando las olas y observando el vasto océano y el lejano horizonte. Es una gran enseñanza para todos nosotros ser testigos de cómo Thay disfruta de su vida tan profundamente a pesar de la adversidad física que está afrontando.

Puesto que Tailandia no está lejos de Vietnam, ha sido posible que venerables monjes y monjas de Vietnam hayan viajado para presentar sus respetos a Thay y pasar tiempo tomando té, compartiendo comidas, evocando buenos recuerdos y recitando poesía. Muchos de estos venerables son amigos y estudiantes de Thay que lo han apoyado en momentos difíciles, en particular cuando Thay pedía la paz durante la guerra de Vietnam. Thay valora mucho estas visitas. De hecho, el año pasado (en agosto de 2017), Thay estaba decidido a hacer su propia visita a Vietnam, y aunque era extremadamente complejo y suponía todo un desafío organizar ese viaje, no hubo forma de disuadirlo. Tan pronto como supo que se había dispuesto todo, se llenó de energía y entusiasmo. Thay estaba determinado a presentar sus respetos en su santuario ancestral en su tierra natal y en el Templo Raíz de nuestro linaje en Huế, Chùa Từ Hiếu, donde Thay todavía es abad, y donde sus estudiantes, monjes y monjas de Plum Village, continúan viviendo y practicando. Thay entró en el templo de Từ Hiếu como un monje que regresa a casa. Con profunda concentración y presencia, eligió visitar cada altar uno por uno para inclinarse solemnemente y ofrecer incienso. Después de solicitar a sus asistentes que lo guiaran en un recorrido por el estanque de la media luna, y visitar los lugares favoritos que había amado siendo un joven novicio, optó por irse, tan sencillamente como había venido.

Queridos amigos, Thay siempre nos recordó que practicáramos mirando a nuestros seres queridos con los ojos de “ausencia de forma”. Vemos a Thay todavía con nosotros en su cuerpo físico, enseñándonos con su gran valor, dignidad, fuerza y ​​compasión. Y vemos a Thay todavía con nosotros en su cuerpo de enseñanza, el Dharma viviente, expresado no solo en todos sus libros y charlas, sino también en las formas en que su mensaje sigue resonando por todo el mundo, una inspiración para innumerables personas en innumerables estilos de vida. Thay también continúa en su cuerpo de Sangha, su comunidad, que incluye a más de 700 monjes y monjas, miles de miembros de la Orden del Interser y decenas de miles de practicantes que siguen los Cinco entrenamientos de la plena consciencia y nutren su práctica en las sanghas locales en ciudades por todo el mundo. Es una gran suerte que Thay haya transmitido la lámpara del Dharma a cientos de maestros monásticos y laicos, y es una gran felicidad que hoy estén ayudando a que las enseñanzas de Thay brillen un poco en todas partes.

Ahora, más que nunca, se necesitan estas enseñanzas, y estamos agradecidos de que cada uno de vosotros continúe con el amor, la sabiduría, la paz y el valor de Thay en vuestro rincón del planeta. Esperamos que podáis uniros a nosotros en nuestros monasterios o en nuestros retiros externos el próximo año mientras continuamos juntos el legado de Thay. Y esperamos que podáis nutriros siguiendo nuestras charlas de Dharma en línea, en particular las charlas del Retiro de las Lluvias de otoño en Plum Village, explorando más a fondo los Catorce entrenamientos de la plena consciencia. Os invitamos a que consideréis elegir un compromiso concreto en vuestra práctica que os gustaría ofrecer como regalo a Thay. Tal vez una promesa de dar cada paso con plena consciencia desde la puerta de casa hasta el coche (uno de los favoritos de Thay), o introducir un nuevo hábito para proteger y cuidar a la Madre Tierra (como comer de forma vegetariana determinado número de días al mes). Podéis compartir estos compromisos en los comentarios a continuación de la publicación. Esta es una manera maravillosa en que el cumpleaños de Thay puede ayudar a fortalecer e inspirar nuestra práctica colectiva.

Estamos profundamente agradecidos por vuestra presencia, vuestra práctica y por el tan necesario soporte que continuáis ofreciendo a nuestros monasterios como lugares de aprendizaje y refugio. Vuestras generosas donaciones a la Fundación Thich Nhat Hanh nos permiten continuar manteniendo las enseñanzas y el legado de Thay vivos y relevantes para las generaciones futuras. Os lo agradecemos.
 

Feliz día de continuación, querido Thay. Y feliz día de continuación a todos tus cuerpos de continuación.

Con amor y confianza,