Archivo de la categoría: Sin categoría

Diseño sin título

Hoy celebramos la continuación de nuestro querido maestro Thich Nhat Hanh.

La primera vez que le escuché y leí, sus enseñanzas me inundaron de amor. Cuanta profundidad en la  simplicidad, cuanta verdad y belleza.

La práctica de la plena consciencia  y el verdadero amor se han instalado en mi vida poco a poco calándome como la fina lluvia, me siento más ligera ante las dificultades, puedo descubrir las maravillas que se despliegan ante mí.

Thay nos ha tocado el corazón a muchas personas, durante décadas le hemos visto disfrutar al  llevar la enseñanza a todos los continentes, a millones de personas allá donde estén, en cárceles, hospitales, colegios, retiros o conferencias públicas con miles de asistentes.

¡Sentimos tanto agradecimiento por su infinita generosidad al visitarnos en España en 2014 con su comunidad monástica!

Thay se sentó y caminó con miles de personas en Madrid y Barcelona. Su presencia y enseñanza nos ha inspirado y ayudado a ir poco a poco transformando nuestro sufrimiento en preciosos lotos de crecimiento y alegría. Nutre nuestra sangha de consciencia y apertura a nuevos miembros que han ampliado nuestra comunidad, floreciendo como un jardín de sanghas en numerosas localidades.

Seguramente si lees esto es porque Thay también ha tocado tu corazón a través de algún, libro, algún vídeo, o algún retiro con él o su comunidad. Respira y contacta con  la experiencia de ese momento para desearle una feliz continuación y gratitud a nuestro maestro Thich Nhat Hanh .

Te adjuntamos el comunicado que ha elaborado Plum Village con motivo de su 92 cumpleaños.

10 de octubre de 2018

Queridos amigos:

Al celebrar el día de la  92ª continuación  de Thay el 11 de octubre, nos gustaría aprovechar esta oportunidad para compartir con vosotros cómo está nuestro querido maestro.

Después de pasar un tiempo recuperándose en San Francisco en 2015, y después de estar en su casa de enero a diciembre de 2016 en Plum Village en Francia, Thay solicitó viajar a Tailandia para unirse a sus estudiantes monásticos en nuestro gran monasterio cerca del Parque Nacional Khao Yai. Desde entonces, Thay  se ha estado nutriendo con la alegría y la juventud de más de doscientos monásticos en Thai Plum Village. En el clima cálido y tropical, y rodeado de sus jóvenes estudiantes, Thay ha podido continuar su camino de curación, al tiempo que ofrece su presencia para apoyar la fortaleza y el crecimiento de su querida comunidad joven. En Tailandia, Thay tiene la oportunidad de recibir atención médica de primer orden de especialistas tanto orientales como occidentales. Estamos profundamente agradecidos con la “sangha de médicos” de Thay, que ha estado cuidando a Thay con inmensa generosidad, amor y respeto; y también a todos los especialistas en acupuntura y medicina oriental que han ofrecido sus habilidades y experiencia.

Como es de esperar para alguien de tan avanzada edad que se está recuperando de un grave derrame cerebral, hay momentos en los que la salud de Thay es más fuerte y otros en los que es más débil. En los días buenos, Thay puede hacer varias comidas pequeñas al día y unirse a la sangha para meditar caminando en su silla de ruedas, o tal vez participar en una comida formal en la sala de meditación, comiendo con gran concentración, dignidad y presencia. Cuando está con la sangha, Thay a menudo hace gestos, con los ojos brillantes, para recordarnos que disfrutemos escuchando el sonido de los pájaros, o con una sonrisa suave se señala a la boca para recordarnos que debemos sonreír. En los días buenos, Thay ha podido ofrecer su presencia solemne y ser testigo en las ceremonias de ordenación, o su presencia alegre en los festivales, viendo a sus alumnos actuar con canciones, representaciones y bailes. Incluso con sus problemas de salud, Thay nunca quiere perderse los grandes eventos de la sangha. Insistió en estar presente en el estreno del documental “Camina conmigo” en Bangkok (donde dirigió a la sangha para que comprara grandes cantidades de palomitas de maíz), y también insistió en viajar con los monásticos para estar presente mientras lideraban un gran retiro para familias en Wang Ree Resort en Tailandia.

Aunque Thay todavía no ha podido hablar desde su derrame, disfruta al unirse cuando la sangha canta canciones de Plum Village y, cuando tiene fuerza, continúa entrenándose diligentemente para poder formar palabras. Siempre que su salud lo permite, Thay trabaja con entusiasmo con sus ejercicios de fisioterapia, y sonríe con una sonrisa de victoria cada vez que puede permanecer sobre sus propios pies sin ayuda. Los nervios en su pierna derecha ahora están activos hasta el pie. Aunque todavía hay algunos días en los que Thay no puede comer ni beber, y  se queda descansando profundamente en su cama, en cuanto recupera su energía come mucho, como si compensara los días en que no ha podido comer. En general, estamos felices de decir que, desde los últimos dos años siguiendo una dieta especial, el sistema digestivo de Thay se ha fortalecido y restaurado.

La sangha puede sentir la presencia alentadora y nutritiva de Thay, siempre manteniendo la mirada aguda de un maestro sobre nuestra práctica y esfuerzos, instándonos a seguir adelante y animándonos a seguir disfrutando de las maravillas de la vida, a avanzar en nuestra práctica, a crecer y a servir. La presencia continua de Thay entre nosotros ha sido un gran regalo y una gran fuente de energía y apoyo para nuestra comunidad.

Thay hace saber cuándo le gustaría alimentarse con la naturaleza y, en un momento dado, solicitó a sus asistentes que lo llevaran durante unos días junto al océano.  Thay disfrutó pasando el tiempo relajándose en la cálida arena, y un joven monje lo sostuvo para que pudiera sumergirse completamente en el agua refrescante y salada. Thay pasó horas escuchando las olas y observando el vasto océano y el lejano horizonte. Es una gran enseñanza para todos nosotros ser testigos de cómo Thay disfruta de su vida tan profundamente a pesar de la adversidad física que está afrontando.

Puesto que Tailandia no está lejos de Vietnam, ha sido posible que venerables monjes y monjas de Vietnam hayan viajado para presentar sus respetos a Thay y pasar tiempo tomando té, compartiendo comidas, evocando buenos recuerdos y recitando poesía. Muchos de estos venerables son amigos y estudiantes de Thay que lo han apoyado en momentos difíciles, en particular cuando Thay pedía la paz durante la guerra de Vietnam. Thay valora mucho estas visitas. De hecho, el año pasado (en agosto de 2017), Thay estaba decidido a hacer su propia visita a Vietnam, y aunque era extremadamente complejo y suponía todo un desafío organizar ese viaje, no hubo forma de disuadirlo. Tan pronto como supo que se había dispuesto todo, se llenó de energía y entusiasmo. Thay estaba determinado a presentar sus respetos en su santuario ancestral en su tierra natal y en el Templo Raíz de nuestro linaje en Huế, Chùa Từ Hiếu, donde Thay todavía es abad, y donde sus estudiantes, monjes y monjas de Plum Village, continúan viviendo y practicando. Thay entró en el templo de Từ Hiếu como un monje que regresa a casa. Con profunda concentración y presencia, eligió visitar cada altar uno por uno para inclinarse solemnemente y ofrecer incienso. Después de solicitar a sus asistentes que lo guiaran en un recorrido por el estanque de la media luna, y visitar los lugares favoritos que había amado siendo un joven novicio, optó por irse, tan sencillamente como había venido.

Queridos amigos, Thay siempre nos recordó que practicáramos mirando a nuestros seres queridos con los ojos de “ausencia de forma”. Vemos a Thay todavía con nosotros en su cuerpo físico, enseñándonos con su gran valor, dignidad, fuerza y ​​compasión. Y vemos a Thay todavía con nosotros en su cuerpo de enseñanza, el Dharma viviente, expresado no solo en todos sus libros y charlas, sino también en las formas en que su mensaje sigue resonando por todo el mundo, una inspiración para innumerables personas en innumerables estilos de vida. Thay también continúa en su cuerpo de Sangha, su comunidad, que incluye a más de 700 monjes y monjas, miles de miembros de la Orden del Interser y decenas de miles de practicantes que siguen los Cinco entrenamientos de la plena consciencia y nutren su práctica en las sanghas locales en ciudades por todo el mundo. Es una gran suerte que Thay haya transmitido la lámpara del Dharma a cientos de maestros monásticos y laicos, y es una gran felicidad que hoy estén ayudando a que las enseñanzas de Thay brillen un poco en todas partes.

Ahora, más que nunca, se necesitan estas enseñanzas, y estamos agradecidos de que cada uno de vosotros continúe con el amor, la sabiduría, la paz y el valor de Thay en vuestro rincón del planeta. Esperamos que podáis uniros a nosotros en nuestros monasterios o en nuestros retiros externos el próximo año mientras continuamos juntos el legado de Thay. Y esperamos que podáis nutriros siguiendo nuestras charlas de Dharma en línea, en particular las charlas del Retiro de las Lluvias de otoño en Plum Village, explorando más a fondo los Catorce entrenamientos de la plena consciencia. Os invitamos a que consideréis elegir un compromiso concreto en vuestra práctica que os gustaría ofrecer como regalo a Thay. Tal vez una promesa de dar cada paso con plena consciencia desde la puerta de casa hasta el coche (uno de los favoritos de Thay), o introducir un nuevo hábito para proteger y cuidar a la Madre Tierra (como comer de forma vegetariana determinado número de días al mes). Podéis compartir estos compromisos en los comentarios a continuación de la publicación. Esta es una manera maravillosa en que el cumpleaños de Thay puede ayudar a fortalecer e inspirar nuestra práctica colectiva.

Estamos profundamente agradecidos por vuestra presencia, vuestra práctica y por el tan necesario soporte que continuáis ofreciendo a nuestros monasterios como lugares de aprendizaje y refugio. Vuestras generosas donaciones a la Fundación Thich Nhat Hanh nos permiten continuar manteniendo las enseñanzas y el legado de Thay vivos y relevantes para las generaciones futuras. Os lo agradecemos.
 

Feliz día de continuación, querido Thay. Y feliz día de continuación a todos tus cuerpos de continuación.

Con amor y confianza,

Re-Sonando con la Tierra

Hostalets de Balenyà          11 al 14 de octubre de 2018

Recés de Plena Consciencia y Voz


Te gusta cantar, experimentar con la Voz?
Estás interesado en la práctica del Mindfulness /  Plena Consciencia?
Te gusta la Naturaleza y el Silencio?

Os proponemos un largo fin de semana donde se combinarán la voz, el canto, la plena consciencia y el silencio, en la naturaleza, cerca de Barcelona, en Hostalets de Balenyá.

Será un retiro íntimo, dulce, asequible, habrá espacio para  todas las voces, las tímidas, las inseguras, las grandes, las silenciosas, y practicaremos juntos en Plena Conciencia. No importa si sabes o no cantar, sólo necesitas ganas de estar Presente. Este es el tercer retiro de Práctica de Plena Consciencia y Voz y queremos dedicarlo, a la Madre Tierra. Por lo que la línea conductora, el espíritu del Retiro, lo iluminará la Pachamama, de la cual formamos parte.

Facilitadores

Luis del Val y Luïsa Millán

 

 

Colaboración

musical

Anna Pujós

 

 


Casa de Espiritualitat MARC CASTANYER  (Hermanas Filipenses)
Carretera de Ribas s/n  – C/ Marc Castanyer
08550 HOSTALETS DE BALENYÁ (Barcelona)  Habitaciones  individuales con baño. Sábanas y toallas facilitadas.  La comida es vegetariana. Si tienes algún requerimiento especial de la dieta. avísanos.

Horarios:
Llegada :  jueves 11 de Octubre  a partir de las 17:00 y salida domingo por la tarde.
Aportación: 240 euros todo incluido. 
Fecha Límite de inscripción: 30 de septiembre 

INFORMACIÓN Y RESERVAS:
Información: Teléfono luis del Val​ 628 856 906 lluïsa millán 695 533 817
Reservas: Enviar E-mail: luis.delval@yahoo.es  indicando: nombre completo,
e-mail y teléfono. Recibiréis la Confirmación de la plaza por e-mail.
Hacer transferencia de 120€ a la Cta. de las Hermanas Filipenses: 
ES63 0182 9746 75 0200016580.
Pon en el concepto de la transferencia; “tu nombre completo+Retiro de voz”. El resto del importe se abonará a la llegada al retiro


Lluïsa Millán

Facilitadora de grupos de Canto Consciente. Practicante de la Plena Conciencia con el maestro Zen Thich Nhat Hanh. Miembro  de  “Orden del Interser”. Formación en Musicoterapia Tradicional a través de la Voz con Thomas Clements; Estill Voice craft con Helen Rowson.  Cantante  de diversas formaciones como el grupo MarAgda, del kirtan de Sant Pere de Ribes, entre otras. Coparticipe del cd del libro Plantando semillas, de editorial Kairós. Formada en danza oriental y yoga Integral.  Master en PNL,

Luis del Val Martinez
Maestro de Dharma en la tradición del maestro Zen Thich Nhat Hanh y Plum Village. Miembro de la Comunidad “Orden del Interser”. Practicante de Plena Conciencia  desde 1998, Facilitador de grupos de meditación y Plena Consciencia  desde el año 2000 . Profesor de apoyo en el Proyecto Educativo “Escuelas Despiertas” de la UB. Copartícipe musical del CD del libro ” plantando semillas” editado por ed. Kairós 2015, tocando la Guitarra y la percusión.

Anna Pujós / Anna Anandasons
Formación clásica de piano en el Consevatori del Bruc de Barcelona y posteriormente en la Escola de Música Moderna de Badalona. Ahora experimenta con otros instrumentos, como la percusión, el canto y la guitarra, con los que se acompaña al interpretar cantos sagrados del mundo y mantras. Integrante de grupos musicales  (Meu Mar, Astralic, Jero Castellà Music) Profesora en escuelas de música del Maresme.  Participa en espectáculos infantiles (Planeta Estel) y en proyectos terapéuticos musicales.

 

“Sonido y Silencio son dos aspectos de la misma energía, interson. Después de emitir una palabra, una nota…siempre llega el silencio, que está impregnado de la calidad del sonido anterior. Nuestra voz, hablada o contada, reverbera en él; igual que el agua crea ondas infinitas,al lanzarle una piedra, nuestras voces dejan una huella que va más allá de nosotros. la intención de este retiro es, cómo dejar una bella huella en la tierra con el sonido de nuestra voz.

La práctica de la escucha profunda y el habla amorosa, son uno de los pilares de nuestra tradición. Este retiro tiene un enfoque en la atención al propio sonido de nuestra voz, y a la escucha atenta del sonido, que van siempre unidos.
Vamos a explorar y entrenar el vehiculo, el instrumento en sí mismo, que nos permite expresarnos, hablar, cantar, que es la propia voz hablada o cantada.

Nuestra preciosa voz nos permite comunicarnos con los demás, transmitir palabras que pueden ser habladas o cantadas, tiene tonos, intensidades, color…y está ligada a la respiración, de hecho es la sonorización de la respiración. “inspiro y soy consciente del aire que entra en mis pulmones, espiro y al emitir un sonido, soy consciente del sonido que estoy emitiendo “
Podemos crear mucha felicidad con nuestra voz, primero para nosotros mismos, aceptándola tal como es, dándole espacio para que se exprese, conociéndola,y permitiendo que desarrolle su potencial. Con nuestra voz podemos transmitir mucha alegria y bienestar a los demás. Eligiendo las palabras adecuadas y también, la forma en que las emitimos, que va más allá del significado, Cantar una nana a un bebé tiene unos efectos que todos conocemos..

Llevando la atención a la escucha de las notas musicales, armonizando nuestra voz , poco a poco afinaremos nuestro propio instrumento, nos armonizaremos con nosotros mismos y con el grupo, quizás sintiendo como nuestro “yo” se puede diluir en el grupo, en celebración. Una forma bella de soltar nuestra falsa sensación de separación, sumergidos en las notas, que llegan directamente al corazón. Explorando la belleza de la música, que es expresión del amor que somos.
Este retiro, seguirá las pautas esenciales de las prácticas principales de Plum Village (meditación sentada y caminando, comer en Plena Consciencia, la relajación profunda, el compartir del dharma, Y las charlas del dharma)
El retiro  habrá periodos de silencio. Para verdaderamente escuchar, apreciar el Sonido, debemos permanecer en silencio interno y externo. Habrá muchos momentos donde daremos salida a nuestra voz, de manera consciente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

kjhhj

La hermana Chan Khong sobre Thich Nhat Hanh: “Cada día está más fuerte”

Por Melvin McLeod | 8 de junio de 2018

La colaboradora más cercana a Nhat Hanh, la Hermana Chan Khong, nos pone al día sobre su salud y el futuro de sus enseñanzas y comunidad.

Melvin McLeod: Tras su derrame cerebral hace tres años, Thich Nhat Hanh está ahora descansando y recuperándose en Plum Village en Tailandia. ¿Cómo está?

Aún no puede ponerse de pie, pero cada día está más fuerte. Ha comenzado a decir algunas palabras, aunque no muy claramente. A veces cantamos canciones como “He llegado, estoy en casa, en el aquí y en el ahora” y él dice “aquí”, “ahora”, y así sucesivamente. Está haciendo buenos progresos, pero es lento.

Tuve el honor de visitar a Thay cuando estaba siendo atendido en San Francisco. Estaba en una silla de ruedas y no hablaba, pero era evidente que estaba tan lúcido, presente y comprometido como siempre. Usted estaba con él en San Francisco entonces, y comentó lo cerca que había estado de la muerte.

Thich Nhat Hanh ya había tenido problemas de salud graves durante muchos años, con sus pulmones y su sistema digestivo, antes de sufrir el derrame cerebral. Cuando tuvo el derrame cerebral, los neurólogos dijeron que no viviría más de un día. Creo que fue un milagro que sobreviviera.

Sí. Usted me dijo que cree que las oraciones y los buenos deseos de las personas de todo el mundo (estudiantes y no estudiantes, budistas y personas de otras religiones) marcaron la diferencia.

Cuando todavía estaba vivo después de tres días, lo trasladaron al mejor hospital neurológico de esa parte de Francia. Entonces la prensa informó erróneamente que Thich Nhat Hanh había muerto. Andrea Miller del Lion’s Roar me llamó y me preguntó si era verdad. Le dije: “No, mi maestro todavía está vivo”. Me dijo: “¿Podemos anunciar que todavía está vivo?”, y le respondí: “Por supuesto, por favor”.

Después de eso, millones de personas le enviaron la energía de la curación y del amor desde sus corazones hacia él. Entonces, el neurólogo descubrió que el líquido en el cerebro de Thay se había reducido bastante. Dijo: “No puedo entender por qué ha ocurrido, pero ahora puedo garantizarle que vivirá”.

Sus enseñanzas han beneficiado a millones de personas en todo el mundo, y durante décadas, cientos de miles han asistido a sus enseñanzas en persona. Tuve la suerte de asistir a uno de sus retiros de cinco días y sus enseñanzas sobre el dharma estuvieron entre las más poderosas y exhaustivas que he escuchado. Ahora que ya no está enseñando personalmente, ¿seguirán llegando sus enseñanzas a las personas?

Al principio después del derrame de Thay, pensamos que sería difícil continuar. Cada año, tenemos una reunión en Plum Village en Francia durante cuatro días para practicar y escuchar las charlas del dharma. Cuando Thay daba las charlas, más de mil personas venían a escucharlas. Ahora, la misma cantidad de personas viene a escuchar las charlas en Plum Village, tal vez incluso más.

Así que el beneficio de las enseñanzas de Thich Nhat Hanh continuará en Europa, en Estados Unidos, en Asia y en todas partes. No creo que haya ningún problema con la continuación de las enseñanzas de Thay. Mucha gente viene porque han leído sus libros. Hacen todo lo que pueden para transformarse y por eso vienen para un día o una semana de plena consciencia. No hay duda de que el impacto de Thay está creciendo.

Thich Nhat Hanh nunca nombró un sucesor, ni siquiera a usted como su discípula más antigua. ¿Cuál es el futuro de su linaje y su comunidad?

Incluso antes del derrame, creo que Thay había preparado todo de antemano. Él no quería tener un heredero que lo reemplazara. Decía que la percepción colectiva de la sangha es muy importante.

Así que su continuación es la sangha de los maestros del Dharma, la sangha de los monjes y las monjas, y la sangha de los practicantes laicos. Esa es la clave para nosotros. A veces, como hermana mayor, podría pensar que tengo el poder y la visión correcta. Pero no es verdad. Necesitamos la percepción colectiva de muchos maestros de Dharma. Ese es uno de los sellos de Dharma de Thich Nhat Hanh. Dio su herencia a toda la sangha de monjes y practicantes laicos.

Fuente: https://www.lionsroar.com/thich-nhat-hanh-getting-stronger-every-day/

Poema de la hermana Hôi Nghiêm

Hay momentos en los que querría que sufrieras,
por temor de que, si no, puedas limitarte a transitar, indiferente.

Hay momentos en que querría que cometieras errores,
para que tu corazón sea más acogedor y compasivo.

Hay momentos en que querría que tuvieras la experiencia del cambio,
por temor de que te puedas volver inflexible.

Hay momentos en que querría que fueras silencioso y tranquilo,
para que tengas profundidad cuando te ríes o hablas.

Hay momentos en que querría que tuvieras que esperar largo tiempo,
para que sepas lo que es la paciencia.

Hay momentos en que querría que fracasaras,
por miedo de que te puedas volver arrogante.

Hay momentos en que querría que fueras vago,
por miedo de que enloquezcas por el estrés.

Hay momentos en que querría que cantaras,
para que puedas aplacar la pena profunda que no puede ser nombrada.

Hay momentos en que querría que te apiadaras de ti mismo,
para que aprendas a volver a ti y a cuidarte.

Hay momentos en que querría que cayeras enfermo,
por miedo de que no sepas tener empatía por los demás.

Hay momentos en que querría que padecieras una tempestad,
para reforzar la fraternidad de tus hermanos y hermanas.

Hay momentos en que querría que cerraras los ojos,
para que tu espíritu sea tan simple como el de un niño.

Hay momentos en que querría que fueras inocente,
por miedo de que sufras mucho.

Traducido por J. L., sangha CBI

Oración de Año Nuevo a la Madre Tierra y a todos nuestros antepasados

 

Bellfb-600x400

Querido amado Thay, queridos amados antepasados, querida amada Madre Tierra:

Nos hemos reunido como una gran sangha en este momento solemne del Año Nuevo para expresar nuestra gratitud y aspiración como una familia espiritual y para empezar de nuevo. Sabemos que vosotros, nuestros antepasados, estáis presentes en este mismo momento, y que siempre estáis ahí para que nos refugiemos en vosotros. Mientras tocamos la tierra esta noche, nos sentimos profundamente conectados con todos vosotros y con nuestra querida Madre Tierra: nuestro hermoso planeta azul, el Gran Bodhisattva Refrescante, fragante y fresco, amable e inclusivo, que nos acepta a todos. Madre Tierra, todos nosotros somos tus hijos y, a pesar de nuestros numerosos errores y defectos, cada vez que regresamos a ti, siempre estás dispuesta a abrir tus brazos y abrazarnos.

Amado Thay, muchas veces en el pasado hemos permitido que la incertidumbre riegue las semillas de la inseguridad y el miedo en nuestros corazones. Hemos dudado en refugiarnos en el camino y hemos tenido dudas sobre nuestra familia y comunidad. No hemos sido sinceros en nuestra práctica. Hemos permitido que nuestras emociones fuertes y percepciones erróneas nos agobien, surgiendo sentimientos de impotencia, separación y desesperación.

Conscientes de ello, queremos empezar de nuevo y recordarnos a nosotros mismos nuestro compromiso de practicar sinceramente, refugiarnos en nuestra amada comunidad, y ser una continuación de Thay y de todos nuestros antepasados espirituales. Aspiramos a vivir más profundamente cultivando nuestra respiración y caminar conscientes en nuestras actividades diarias, que sabemos que son tus prácticas favoritas. También sabemos que amas construir Sangha, y prometemos continuar con tu trabajo de construir la hermandad con todo nuestro corazón, aunque a veces pueda parecer un reto. No dejaremos la práctica, ni abandonaremos a las personas que amamos o a nuestra comunidad; sino que aspiraremos a escuchar profundamente y ayudarnos unos a otros, no abandonando nunca a nadie, incluso a los que nos hagan sufrir.

Madre Tierra, como una familia humana, en nuestra búsqueda errónea de la felicidad, hemos permitido que la avaricia y el consumismo prevalezcan. Hemos estado persiguiendo el estatus, el poder, las posesiones materiales y las comodidades sensuales, olvidando que estas cosas nunca pueden darnos la felicidad y la libertad verdaderas. Te hemos causado mucho daño y también a nosotros mismos explotando nuestras montañas y ríos, maltratando nuestros bosques y a otras especies, contaminando nuestra atmósfera y causando que pierdas tu belleza y equilibrio.

Estamos determinados a simplificar nuestra vida y recordar que, en este momento, ya tenemos suficientes condiciones para ser felices. Nos comprometemos a vivir más profundamente y con gratitud, conscientes de que simplemente estar vivo ya es un milagro. En el próximo año, estamos determinados a consumir menos y esforzarnos para vivir de forma más sostenible por nosotros mismos y por ti, Madre Tierra.

Queridos antepasados, hemos permitido que el miedo, el fanatismo y la intolerancia nos dividan como familia humana. Nos hemos causado sufrimiento unos a otros, discriminado en base a la religión, la etnia y la nacionalidad. Hemos cerrado nuestros corazones y nuestras fronteras, por miedo e ignorancia. Hemos causado guerras, terror y conflictos unos con otros y hemos permitido que la militarización de nuestra sociedad incremente. Hemos olvidado que somos interdependientes y que nuestra propia felicidad y sufrimiento están profundamente conectados y que dependen de la felicidad y el sufrimiento de los demás.

Confiamos en que dentro de nosotros, está la sabiduría de la no discriminación y la gran compasión que nos habéis transmitido todos vosotros, nuestros maestros espirituales, nuestros antepasados y la Madre Tierra. Estamos determinados a permanecer en el camino, a mantener nuestros corazones abiertos y a soltar nuestro orgullo para que pueda prevalecer el entendimiento y el amor.

Mientras tocamos la Tierra, expresamos nuestra gratitud a ti, nuestro amado maestro Thay, a nuestros antepasados y a la Madre Tierra. Hemos encontrado el camino de la práctica y una familia espiritual en la que refugiarnos. Hemos experimentado alegría, paz y transformación. Hemos probado la libertad de soltar nuestras ideas y conceptos. Hemos sentido la fuerza y el calor de la hermandad, y sabemos que juntos podemos afrontar nuestros retos y realizar nuestra aspiración. Prometemos, en este momento solemne, continuar construyendo nuestra familia, nuestra comunidad y abrir el camino a nosotros mismos y a nuestros descendientes.

Querido Thay, queridos antepasados, querida Madre Tierra, por favor aceptad nuestras ofrendas de incienso, flores, fruta y té, como una señal de nuestra profunda aspiración, respeto, gratitud y amor.

Traducción: T. A., sangha CBI
Versión original: plumvillage.org: New Year prayer to Mother Earth and all our ancestors

RETIRO “La sanación y transformación:el arte de vivir conscientemente

Del 28 de marzo al 1 de abril
Balneario Casa Pallotti- Termas del Molinar (Karrantza- Bizkaia)

Este retiro es una gran oportunidad para conectar con la sabiduría natural que se halla en nuestro interior y descubrir esa fuente de alegría y felicidad que surge al crear un espacio para la práctica que ayuda a liberar un poco más nuestras mentes y corazones. El retiro será facilitado por Miguel Schwammberger, maestro del Dharma en la tradición de Thich Nhat Hanh.

Información e inscripciones: infointerser@gmail.com

Las prácticas y enseñanzas de este retiro irán dirigidas a cubrir tres aspectos:

En el primero (a partir del segundo día del retiro), exploraremos un retorno consciente al cuerpo que, además de las prácticas básicas como la meditación sentada, caminando, el comer en plena consciencia, el compartir, también incluirá el uso de las instalaciones hidrotermales (piscina y baños) como práctica de conectar y relajar el cuerpo. Lo haremos de forma que, al incluir la práctica de la plena consciencia, podamos establecer una conexión y consciencia de nuestro cuerpo más profunda que nos ayuda a poder abrazar y soltar las tensiones que tan a menudo se van instalando en nuestro cuerpo y mente.

Al relajar el cuerpo esperamos poder también relajar la mente.

En el segundo aspecto (tercer y cuarto día del retiro), exploraremos la enseñanza de Thay (Thich Nhat Hanh) sobre la naturaleza de nuestra mente y cómo estas enseñanzas pueden ayudarnos a comprendernos a nosotros mismos mejor y así aplicar la práctica más hábilmente hacia la transformación de nuestro sufrimiento.

El tercer aspecto (ultimo día del retiro) consistirá en explorar cómo crear un mundo con más fraternidad e incluirá practicas que fomentan más cercanía y conexión los unos con los otros.

Durante todo el retiro dedicaremos un par de horas diarias a la utilización de las instalaciones hidrotermales como práctica diaria y como parte de profundización de la práctica. Cada mañana del retiro practicaremos el silencio hasta después de la comida del medio día.

En este retiro esperamos también transmitir los cinco entrenamientos a aquellos que deseen recibirlos.

Declaración sobre Myanmar: carta de la hermana Chan Khong a Aung San Suu Kyi

21 de diciembre de 2017chan kong

Estimado presidente U Htin Kyaw y Su Excelencia consejera de estado Daw Aung San Suu Kyi:

Mi nombre es hermana Verdadero Vacío Chan Kong, la hija espiritual de más edad del maestro zen Thich Nhat Hanh.

Con la mayor humildad y sensibilidad, aludo a cuestiones relacionadas con el pueblo y las autoridades  de Myanmar. No me atrevo a condenar a nadie, ni a pedir esto o aquello, ni a exhortar a nadie a hacer cualquier cosa. Mi única esperanza es ofrecer una enseñanza muy simple, aunque profunda, dada por el Buda Shakyamuni, cuya sabiduría ha sido reverenciada durante 2600 años.

El Buda enseñó que cuando vemos algo y cuando oímos algo, tenemos la impresión de que podemos ver de verdad y con exactitud el objeto de nuestras percepciones; estamos seguros de que nuestras percepciones son 100 % correctas. Sin embargo, de acuerdo con las enseñanzas del Buda, las percepciones humanas son, de hecho, solo parcialmente correctas. Las percepciones pueden ser correctas en algunos sentidos, y sin embargo incorrectas en otros sentidos.

Las percepciones que la policía o el Gobierno de Myanmar pueden tener en relación con los periodistas Wa Lone y Kyaw Soe Oo son solo percepciones. No es la realidad completa. ¿ Cómo puedo osar decir esto yo, una vieja monja budista? Porque mis amigos y yo hemos tenido ocasión de conocer, a través de varias fuentes, el entorno de esos dos hombres, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, que proceden de humildes familias campesinas, y sin embargo son brillantes, sagaces y compasivos. Hemos sabido el modo en que vive Wa Lone: a pesar de tener muchas responsabilidades, aún tiene tiempo para escribir un libro para los niños pobres del campo,  jugar con ellos y realizar lecturas para ellos. Hemos sabido cómo el poeta Kyaw Soe Oo disfrutaba escribiendo poesía antes de decidir embarcarse en una carrera de periodista, y esto prueba que se interesaba más en la belleza poética que en condenar o juzgar a otros como periodista.

Durante los últimos 2600 años, muchos discípulos del Buda Shakyamuni han confirmado que nuestras percepciones son siempre parciales. Una analogía que nos ofrecen es la de los ciegos tocando un elefante. La persona que toca los colmillos del elefante piensa que el elefante es algo puntiagudo y duro que puede ser muy peligroso. La persona que toca el rabo piensa que el elefante debe ser como una escoba. Y la persona que toca las patas piensa que el elefante es como un conjunto de columnas. Ninguno puede percibir el elefante en su completitud. Lo mismo sucede con respecto a nosotros y nuestras percepciones;  nuestra percepción de la situación es parcial e incompleta.

Otra analogía que ofreció el Buda es la de un rollo de cuerda en el suelo. Vemos la cuerda y reaccionamos inmediatamente, convencidos de que es una serpiente enorme. Nuestra intención es matar a la serpiente lo más rápidamente posible. Solo más tarde nos damos cuenta de que solo era una cuerda.

Durante la guerra de Vietnam, en mayo de 1966, dos de mis amigos de la Escuela de la Juventud para el Servicio Social murieron por una docena de granadas lanzadas por unos hombres enmascarados. En el funeral de nuestros dos amigos leí un breve discurso diciendo que no estamos en contra de vosotros, asesinos de mis dos amigos; nuestro único deseo es eliminar la percepción errónea que tenéis de nosotros. Queríamos decirles que, de hecho, solo somos jóvenes de buen corazón que se ofrecían  para ser entrenados por nuestro maestro zen Thich Nhat Hanh para ir a los pueblos más pobres en el campo, pueblos sin escuela para los niños, sin servicios médicos para los enfermos. Queríamos hacerles saber que no les odiábamos, y que solo queríamos eliminar las percepciones erróneas que tenían sobre nosotros. Sabíamos que lo que habían hecho parecía cruel. Sin embargo, sabíamos que lo habían hecho porque pensaban que éramos serpientes venenosas y querían matar la serpiente en nosotros, y librar al mundo de gente peligrosa como nosotros.  Y, sin embargo, en realidad éramos simplemente sus humildes hermanos y hermanas jóvenes, que amábamos sinceramente a los niños del campo que no tenían escuela ni cuidados médicos, y que necesitaban ayuda.

Querida bodhisattva Daw Aung San Suu Kyi, querido honorable presidente de Myanmar U Htin Kyaw, les ruego que reconsideren sus percepciones sobre Wa Lone y Kyaw Soe Oo. No busco juzgarlos o condenarlos. Como una humilde monja, hija espiritual de Thich Nhat Hanh, los invito a que vuelvan a su respiración, tocando la serenidad que está presente cuando inspiran y la claridad que está presente cuando espiran. Al enfocarse solo en su respiración, hay paz cuando inspiran, hay compasión cuando espiran. Por favor, ofrézcanse el regalo de un día sin nerviosismo ni odio. Les ruego que no me comprendan mal; no los estoy condenando a ustedes, o sus decisiones. Tal vez en uno o dos días ustedes estarán contentos por no haber juzgado mal a unos queridos y bellos hijos de Myanmar como  Wa Lone y Kyaw Soe Oo. Sabemos que aman a todas las personas de Myanmar, pero que la compleja situación les impide actuar como el Buda en ustedes desearía. Escribo esta carta no para juzgarlos sino para tocar el Buda Tranquilo, el Gran Bodhisattva Compasivo en ustedes, de tal manera que el amor benevolente pueda florecer en ustedes, y puedan superar los obstáculos que les han estado bloqueando.

Namo Shakya Muni Buddhaya
Namo a todos los budas de Myanmar

Sabemos que la compasión, el amor benevolente existen en su corazón.
Con profunda gratitud,

Bhiksuni Verdadero Vacío Chan Khong.  Senior de la comunidad budista zen de Plum Village. FRANCIA, USA, VIETNAM Y THAILANDIA sccklm@plumvillage.org

Traducción: J.L. sangha CBI
plumvillage.org – Sister Chan Khong’s Statement