MENU
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

La práctica como forma de vida (Sangha Terra de Presencia, Galicia)

En nuestra Sangha comprendemos la práctica como una forma de vida. Vivimos la práctica de la atención plena como una vía que nos acerca a la naturaleza, que nos hace conscientes de la interdependencia y que refuerza nuestro vínculo y compromiso de cuidado con la Madre Tierra, con otros seres y con la vida.
Esto es lo que transmitimos en nuestra forma de facilitar y llevar la Sangha, ¡o al menos eso intentamos!
Los encuentros semanales y los días de atención plena suceden en la naturaleza siempre que las condiciones lo permiten y, cuando el clima aprieta, la Madre Tierra sigue estando ahí, a través de los grandes ventanales de nuestra sala de meditación, apoyando y sustentando nuestra práctica amorosa.
A mediados del pasado año, sentíamos un enamoramiento tan fuerte por la práctica que decidimos buscar nuevas vías por las que acercar esta forma de vida a otras personas. Creamos entonces Compartiendo coa Sangha (Compartiendo con la Sangha) un espacio de encuentro mensual en el que personas de todas las edades, creencias y procedencias eran bienvenidas.
Iniciar ese proyecto fue un reto, pues buscábamos el pequeño diamante de la “práctica de la no práctica”. Sin  embargo, no nos resultó sencillo en un comienzo. Según sucedía cada convocatoria, cada nueva oportunidad de encuentro, fuimos retirando las capas de la cebolla. Retiramos el nombre de las prácticas, después retiramos la estructura de los horarios, luego retiramos las explicaciones de cuándo hacer, cómo hacer, porqué hacer... y poco a poco se mostró a sí mismo qué era ese misterio de la práctica la no práctica. Al principio organizamos actividades, como arteterapia o reconocimiento de plantas silvestres,
aprovechando las virtudes que algunos hermanos y hermanas de la sangha ponían a disposición.
Descubrimos que había personas interesadas en estas jornadas de convivencia, desde la profundidad, desde la autenticidad, personas valientes que no habían meditado nunca, que no conocían a nadie de la Sangha pero que, atraídos por la idea de compartir un día en fraternidad, se acercaban a conocernos. Experiencias maravillosas para los propios miembros de la Sangha, quienes agradecimos tener estos espacios de encuentro “informal”, y para el resto de personas que nunca habían participado en grupos similares.
Con el paso de los meses, fuimos transformando estos encuentros hacia algo tal vez menos lúdico, pero sí más estable e íntimo. La motivación principal fue la decisión de cuidar de aquellas personas que estaban muy próximas a la Sangha (recibiendo nuestros correos, retroalimentando sobre materiales compartidos), pero que seguían sintiéndose frenados, frenadas, a participar. Descubrimos que, haciendo eso, seguíamos abiertos a cualquier persona que quisiera acercarse por primera vez, pero también cuidábamos nuestra disponibilidad hacia aquellas personas más tímidas que se sentirían más seguras en encuentros más abiertos al ser y menos orientados al hacer.
Compartindo coa Sangha es en la actualidad una propuesta para compartir un día en la naturaleza con los hermanos y hermanas de la Sangha, “libre de prácticas formales”. Aprovechamos la jornada para realizar algún proyecto que ayude a mantener el espacio de la Sangha bello y cuidado, como plantar árboles o recoger basura en los alrededores.  A la vez que buscamos apoyar espacios de otros hermanos y hermanas que también están impulsando huertos y espacios naturales, desplazándonos hasta sus propios enclaves para animarles, apoyarles... y favorecer la construcción de una sólida hermandad. Este es nuestro propósito para este año.
En cada uno de estos encuentros se vuelve más real que lo que ofrecemos como Sangha es una forma de vivir y que hay otras personas que desean experimentar una forma de vivir así: atenta, auténtica, amorosa, sencilla y fraterna. Sin necesidad de inclinarse ante el Buda, sin necesidad de hablar de Dharma y sin necesidad de llamarlo Sangha. Y aun sin signo, Buda, Dharma y Sangha siguen estando ahí, en los encuentros “formales” y en los encuentros “informales”.

Jorge y Alba (Sangha Terra de Presencia, Galicia)

 

Aplicación de Plum Village (gratuita)/ Aplicación móvil oficial de Plum Village

La plena consciencia es la energía de estar atentos y despiertos al momento presente. Es la práctica continua de tocar la vida profundamente en cada momento diario. Ser consciente es estar realmente vivo, presente y en armonía con los que te rodean y con lo que haces. Ponemos nuestro cuerpo y nuestra mente en armonía mientras lavamos los platos, conducimos el coche o nos duchamos por la mañana.

En la última década, innumerables estudios científicos han confirmado que una práctica sostenida de plena consciencia favorece la relajación, reduce los niveles de estrés, mejora el sueño, reduce la ansiedad y aumenta la concentración. En general, se ha demostrado que los beneficios de la meditación mejoran la salud mental y el bienestar general de los practicantes.

La aplicación Plum Village es una de las pocas aplicaciones de plena consciencia que ofrece contenido completamente gratuito, incluyendo meditaciones guiadas de alta calidad y poco frecuentes ofrecidas por el maestro zen Thich Nhat Hanh, así como por muchos otros maestros monásticos de esta tradición budista. Es una forma estupenda de apoyar tus meditaciones diarias.

La aplicación cuenta con recursos muy apreciados por miles de practicantes de Plum Village, como la guía para practicar con el niño interior, la famosa meditación de los guijarros, los cuatro mantras, las cinco contemplaciones antes de comer, las relajaciones profundas guiadas (escáner corporal), canciones y cantos de práctica ofrecidos por monjas, monjes y practicantes laicos, e incluso sonidos de la naturaleza grabados en el monasterio de Plum Village en Francia y en otros centros de práctica de todo el mundo.

Esta aplicación puede ser utilizada por practicantes experimentados y es al mismo tiempo una gran opción para los nuevos meditadores, ya que ofrece una guía detallada sobre cómo empezar, respuestas ofrecidas por Thich Nhat Hanh a las preguntas más frecuentes, y podcasts con más de 300 charlas sobre el Dharma.

La aplicación Plum Village funciona en todos los dispositivos iPhone y Android.

Descargar desde Google Play (Android)
Descargar desde iTunes App Store (Apple)
Visita el sitio web

 

 

Habla amorosa en acción /  Carta enviada al CEO de KFC por Thich Nhat Hanh en 2008

DAO TING LANG MAI
CHUA PHAP VAN

Templo de la Nube del Dharma
Centro de práctica de meditación de Plum Village

Dordoña, Francia

David C. Novak
Director General y Presidente
Yum! Brands, Inc.

Estimado Sr. Novak:

Espero que la presente carta le encuentre en buena salud.

Me han informado de que los proveedores de KFC les cortan las gargantas a pollos que aún están conscientes, de que muchas aves aún están conscientes cuando son introducidas en agua hirviendo y de que KFC se niega a convencer a sus proveedores de que utilicen métodos más compasivos tanto para los pollos como para los seres humanos que los manipulan. También se me ha informado de que los pollos criados para KYC son manipulados genética y farmacológicamente para que crezcan de forma antinatural con tanta rapidez, que su propio peso corporal los deja lisiados.

He ofrecido muchos retiros para líderes empresariales como usted; muchos de mis amigos también son empresarios, y comprendo las presiones a las que usted debe estar sometido. También estoy seguro de que usted alberga un corazón compasivo. Si estos informes son ciertos, le ruego que pare un momento y lo reconsidere. Ninguna criatura sintiente debería ser tratada con tanta crueldad. Tratar a los pollos con brutalidad no solo daña a cada una de esas aves; nos daña a todos nosotros, incluso a usted mismo, y hasta a sus seres queridos.

Si observa profundamente, estoy seguro de que lo verá claramente y tomará la determinación de encontrar otro camino. Creo que en el fondo de su corazón ya sabe que nuestro éxito en la vida no se puede medir solamente en dólares y centavos.

Le ruego que reflexione sobre ello y que haga todo lo posible para, al menos, poner en práctica las recomendaciones de sus propios asesores en materia de bienestar animal. Yo también estoy a su disposición y me encantaría tener noticias suyas. Puede escribirme a la atención de mi asistente, la hermana Pine, en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Gracias, querido amigo, por el tiempo que ha dedicado a leer esta carta.

Thich Nhat Hanh (maestro zen)