MENU
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Estoy en Casa – La Sangha y Plum Village

 

Si algo define mi experiencia de Plum Village, es la Sangha. Es ver desplegada esa energia tan maravillosa y nutritiva del tercer tesoro. Fue sentir en lo profundo del corazón la energía del Amor. El encuentro con los otros. Encontrar mi alma en el espejo del otro. En esos abrazos con hermanos no conocidos, en los espacios de trabajo, o en esos compartir del dharma, todo en ese ambiente de “silencio”. Sentir “estoy en casa”, donde uno es tal cual es.

Esa sangha, de monjes, monjas y laicos, tan numerosa en ocasiones, que comparte la practica y donde nos nutrimos de la presencia y enseñanzas de Thây.

Experiencia de sangha en la practica de la Plena Conciencia. A través de la meditación sentada, caminando, en la enseñanza dharma, en el compartir etc. que nos lleva a una mayor comprensión y a la visión profunda de nuestra verdadera realidad.

Pero como dice Thich Nhat Hanh, “necesitamos practicar y pertenecer a una sangha allá donde vivamos”… Y estoy  de acuerdo, pues es de gran apoyo en la vida cotidiana. Así ha sido para mi en los encuentros semanales y en ocasiones de fin de semana que solíamos celebrar en Egino con toda la sangha del país vasco. Sé a la vez que surgen dificultades en toda sangha y que debemos cuidar y alimentar una buena energía entre todos los miembros.

“Gota de Rocío”, País Vasco

El Dharma Sin Palabras – Mi Primera Experiencia En Plum Village

 

En el verano de 2003 quien esto suscribe decidió ir al retiro de verano de Plum Village sin tener ni idea de lo que iba a encontrarse allí. De momento me encontré con que no había ningún otro español  y que en el grupo internacional donde me colocaron se hablaba inglés… y no me enteraba de nada. Con tal despiste no era raro que me perdiera más de una actividad. Yo deambulaba por allí, todo hay que decirlo, más desorientado que un pollo en una discoteca.

Me dediqué a observarlo todo, ya que no podía hablar con nadie, a ir de acá para allá como un trompo.

Como estaba atento a los gestos y no a las palabras, cuando vi un día a Thay borrar la pizarra en una charla de Dharma, un servidor, que es docente, se dio cuenta de que estaba ante un verdadero maestro.

Me explico:  A todo profesor le estorban las palabras ya escritas en la pizarra cuando ya ha terminado la explicación correspondiente, por eso se apresta raudo y veloz a borrar lo que ya no le sirve. Es un tiempo perdido, una pausa inútil antes de proseguir con el tema. Nadie presta atención a tan nimios gestos. Pero Thay borró aquella pizarra como si fuera el acto más importante de su vida, dándole significado a lo que nosotros despreciamos. Para él no había discriminación entre lo que se supone importante (la explicación) y lo que suponemos que no lo es (las palabras de la pizarra que van a ser borradas una vez finalizada la explicación).

Ese gesto me ha cautivado para siempre. Yo sé que Thay es mi maestro no por lo que dice, sino por lo que hace, porque sus actos son consecuentes con sus palabras.

Al final tuve que agradecerle a mi impericia en la lengua inglesa y a la falta de traductor ese año el haberme facilitado la posibilidad de reconocer a mi maestro. Ya veis… no hay mal que por bien no venga.

Goyo, Sangha de Sevilla

Cumbre mundial de líderes espirituales para acabar con la esclavitud moderna y el tráfico de seres humanos

Ciudad del Vaticano, 2 de diciembre de 2014

Discurso del maestro zen Thich Nhat Hanh, leído por la venerable bhikkhuni Thich Nu Chan Khong, su discípula monástica más antigua.

Thich Nhat Hanh fue invitado por su santidad el papa Francisco para tomar parte en un histórico evento el 2 de diciembre de 2014 organizado por el Global Freedom Network (Red Global de Libertad). Thich Nhat Hanh representará el budismo con el propósito de firmar una declaración este día, que coincide con el aniversario de la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos,  para apelar a la Naciones Unidas con el objetivo de dar fin globalmente al tráfico de seres humanos y a la esclavitud. El papa Francisco, Thich Nhat Hanh, Amma, Rabbi Skorka, el gran imán de Al Azhar y otros líderes espirituales demostrarán al mundo que todas las grandes tradiciones de fe están unidas para declarar que el tráfico de seres humanos, el trabajo infantil y otras formas de esclavitud son crímenes contra la humanidad.

Al no poder Thich Nhat Hanh asistir personalmente a tan esperado encuentro debido a su estado de salud, el discurso que él había preparado fue leído por la venerable hermana Thich Nu Chan Khong, su discípula monástica más antigua.

«Santidades, excelencias, eminencias, queridos venerables, distinguidos invitados, señoras y señores. Permítanme leer las palabras que nuestro querido maestro zen Thich Nhat Hanh hubiera querido pronunciar aquí el día de hoy.

»Estamos agradecidos de reunirnos hoy para anunciar al mundo nuestro compromiso de trabajar juntos para dar fin a la esclavitud moderna; para suplicar a aquellos que trafican con los seres humanos que detengan su explotación; y para pedir a los líderes y organizaciones mundiales que protejan la dignidad de estos jóvenes mujeres, hombres y niños. Son nuestras hijas y nuestros hijos, nuestras hermanas y nuestros hermanos.

»Está muy claro que en esta era de globalización lo que le ocurre a uno de nosotros nos ocurre a todos. Todos estamos interconectados, y todos somos corresponsables. Pero aún con la mejor voluntad, si nos dejamos llevar por las preocupaciones sobre necesidades materiales o consuelos emocionales, estaremos demasiado ocupados para realizar nuestra aspiración común.

»La contemplación debe ir de la mano de la acción. Sin una práctica espiritual, abandonaremos nuestro sueño rápidamente.

»Cada uno de nosotros, de acuerdo con la enseñanza de su propia tradición, debe practicar el tocar profundamente las maravillas de la naturaleza, las maravillas de la vida en cada uno de nosotros, el Reino de Dios en cada uno de nosotros, la Tierra Pura, el Nirvana en cada uno de nosotros, para que podamos recibir la sanación y el alimento, la alegría y felicidad que nacen de la visión profunda de que el Reino de Dios ya está disponible en el aquí y el ahora. El sentimiento de amor y admiración por la naturaleza, que todos compartimos, tiene el poder de nutrirnos, unirnos y eliminar toda separación y discriminación.

»Al estar en contacto con todo lo que es refrescante y sanador, nos podemos liberar de nuestras preocupaciones de obtener comodidades materiales, y tendremos mucho más tiempo y energía para realizar nuestro ideal de traer libertad y compasión a todos los seres vivos.

El Sutra del Corazón

El bodhisattva Avalokiteshvara, moviéndose en el flujo de la perfecta comprensión, vio que los cinco skandas son vacÍo y así transcendió todo dolor:

“Escucha, Shariputra, forma es vacío, vacío es forma, la forma no es distinta del vacío, el vacío no difiere de la forma.

Lo mismo es con las sensaciones, formaciones mentales, conciencia y percepciones.

Escucha, Shariputra, las formas de todo son vacío, ni se crean ni se destruyen ni son corruptas ni inmaculadas ni aumentan ni disminuyen.

Así pues, en el vacío no hay forma ni conciencia ni sensaciones ni formaciones mentales ni percepciones.

No hay ojo, oreja, nariz, lengua, cuerpo, mente.

No hay forma, sonido, olor, tacto, sabor ni objeto de la mente.

No hay ámbito de elementos ni ámbito del pensamiento ni orígenes dependientes ni extinción de ellos.

No hay dolor ni origen del dolor ni logro ni camino ni realización.

Los bodhisattvas apoyados por la Perfecta Comprensión no encuentran obstáculo a su mente, superando el miedo, liberándose de ilusiones para siempre.

Los budas del pasado, del futuro y del presente, gracias a esta Perfecta Comprensión alcanzan el Nirvana, llegando a la suprema iluminación.

Por tanto has de saber que es un gran mantra la Perfecta Comprensión, un mantra inigualable que cura todo dolor; el mantra Prajnaparamita, la incorruptible verdad.

GATE, GATE, PARAGATE, PARASAMGATE, BODHI SVAHA.”