MENU
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Carta de Martin Luther King, Jr., proponiendo a Thich Nhat Hanh para el Nóbel de la Paz

 

Señores:
Como Premio Nobel de la Paz de 1964, tengo ahora el placer de proponerles el nombre de Thich Nhat Hanh para ese premio en 1967.

No conozco a nadie más merecedor del Premio Nobel de la Paz que este gentil monje budista de Vietnam.

Este sería un año especialmente propicio para conceder su premio al Venerable Nhat Hanh. Es este un apóstol de la paz y la no violencia que ha sido cruelmente separado de su propio pueblo, cuando se encuentra oprimido por una guerra cruel que ha crecido hasta ser una amenaza para la cordura y la seguridad del mundo entero.

Porque no hay honor más respetado que el Premio Nobel de la Paz, otorgar el premio a Nhat Hanh sería en sí mismo un generoso acto en favor de la paz. Ello haría recordar a todas las naciones que los hombres de buena voluntad están preparados para sacar a aquellos en conflicto fuera de un abismo de odio y destrucción. Sería volver a despertar a los hombres a las enseñanzas de la belleza y el amor que se encuentran en la paz. Ayudaría a hacer renacer las esperanzas de un nuevo orden de justicia y armonía.

Conozco a Thich Nhat Hanh y tengo el privilegio de llamarlo mi amigo. Permítanme compartir con ustedes algunas de las cosas que sé sobre él. Encontrarán en este sencillo ser humano una impresionante gama de habilidades e intereses.

Él es un hombre santo, porque es humilde y devoto. Es un erudito de gran capacidad intelectual. Autor de diez volúmenes publicados, es también un poeta de portentosa claridad y compasión. Su especialidad académica es la filosofía de la religión, de la que es profesor en la Universidad Budista Van Hanh en Saigón, que él mismo ayudó a fundar. Dirige el Instituto de Estudios Sociales de la Universidad. Este hombre increíble también es editor de “Thein My”, un influyente semanario budista, y también es director de “Juventud para el Servicio Social”, una institución vietnamita que entrena a los jóvenes para la rehabilitación pacífica de su país.

Thich Nhat Hanh esta hoy prácticamente sin casa y sin estado. Si tuviera que volver a Vietnam, lo que desea hacer apasionadamente, su vida estaría en gran peligro. Es víctima de un exilio particularmente brutal porque propone llevar a su defensa de la paz a su pueblo. ¡Qué trágico comentario es este sobre la situación existente en Vietnam y sobre aquellos que perpetúan su situación!. La historia de Vietnam está llena de capítulos de explotación por parte de potencias extranjeras y hombres corrompidos por la riqueza. Aún ahora, los vietnamitas son gobernados con dureza, están mal alimentados, mal alojados y agobiados por todas las dificultades y los terrores de la guerra moderna.

Thich Nhat Hanh ofrece una manera de salir de esta pesadilla, una solución aceptable para líderes sensatos. Ha viajado por todo el mundo asesorando a estadistas, líderes religiosos, académicos y escritores, y ha obtenido su apoyo.

Sus ideas para la paz, si llegaran a aplicarse, podrían construir un monumento al ecumenismo, a la hermandad mundial, a la humanidad.

Respetuosamente les recomiendo que invistan su causa con el gran reconocimiento del Premio Nobel de la Paz de 1967. Thich Hanh Hanh llevaría este honor con gracia y humildad.

Atentamente,
Martin Luther King, Jr.

El Misterio y La Llave de Paso: Plum Village

Querido Thay, querida Sangha, queridos Amigos desconocidos aún:

Aquí esta una parte de la sangha de Sant Pere de RIbes, un pueblo de la comarca del Garraf, cuyas tres joyas son las viñas, los pinos y el mar ?

La semilla de la sangha empezó con el viaje de Lluisa ( la que escribe..;) a Plum Village en el año 2004. Descubrí a Thay en el libro Ser Paz; en la ultima hoja estaba el misterio y la llave de paso: Plum Village, comunidad del Interser, en Bordeaux… se podia ir….!  a cuantos de nosotros nos ha llegado de esto modo Thay, ¿verdad?

La seguridad de que iba a conocer el monasterio y a Thay, fue total.

Acudo al retiro francófono, en el mes de mayo: desde el primer minuto en que pisé el Hammeau du bas, cuando vi una maderita tallada y clavada en la tierra: ” you have arrived ” comencé a experimentar cambios en cómo percibir el mundo, “había llegado”, era una evidencia, sin embargo, iba mas allá de lo obvio… llegué a la hora de la comida y todo era silencio…llegué arrastrando la maleta mirando a todos lados, buscando la recepción, algo inquieta.. esperando que me atendieran… como si fuera un hotel…

Pero nadie me hizo caso, ni se alteraron para nada,todas seguían comiendo, debí parecerles alguien haciendo una performance! …ahora lo recuerdo con simpatia… (luego he visto a muchas, llegando del mismo modo…), a los cinco minutos de mi pequeño show y con mucha compasión, me invitaron a soltar la maleta, sentarme  y comer… de aquella manera… tan lentas iban… Me serví bastante mas de lo que puede comer… y sentí luego la vergüenza de tener que limpiar el plato… no había casi restos en la cubeta, salvo los míos… nadie me dijo nada así van las cosas en PV…

… Aún recuerdo el impacto que me causó todos y cada uno de los pequeños acontecimientos que se sucedían a lo largo del día en ese primer retiro:  La omnipresente campana, el paro total al que invitaba, las sonrisas en los rostros, la dulzura en el ambiente, gatos, flores, aromas de comida, hermanas caminando de la mano… nubes, pájaros, cojines de meditación, ciruelos, tes, escritos en los baños, budas…

Como ya intuía, fue una semana de revelaciones, paz y encuentro, de mucho silencio;  no conocía a nadie y quizás ha sido el retiro mas silencioso que he vivido hasta la fecha. A veces echo de menos ese silencio profundo, que me tocó el alma.

La primera vez que vi entrar a Thay en el dharma hall de hammeau du haut, sentí cómo se paró el mundo… no había nadie allí..! no se como explicarlo, un hombrecillo caminaba lentamente, pero no “había nadie” en realidad… fue impactante. Luego habló y … hasta la fecha…

Todo en Plum Village es una experiencia; entendí que solo a través de la inmersión, de la vivencia, era posible la transformación, y me entregué en cuerpo y alma, estaba sedienta.., luego la palabra “Práctica” es la que me ha ido llevando por esta senda de transformación… Práctica, vivencia, actos y no actos, la teoría quedaba en las estanterías… ya había leído demasiado.

A través de estos años, 9 ya, he vivido magnificas experiencias, encuentros con hermanos y hermanas para toda la vida, recibí la fuerza y la determinación para iniciar una sangha, al poco de regresar a casa, al menos 20 personas del Garraf, han visitado Plum Village desde entonces, algunas están fuertemente ancladas en la sangha, otras van y vienen, pero el aroma de Thay esta presente.

…Siento que soy una novata permanente…

Estar en presencia de Thay, es uno de los grandes regalos que he recibido en esta vida, es un hombre más, mas sabe como vivir en Paz y Armonía, cómo encontrar la belleza en todo, cómo transmitir su estar en el mundo… me sobrecoge a veces, tan simple y tan profundo, ¿verdad?

… Como un río, nuestra sangha, a veces baja con fuerza, a veces con poca agua.., incluso alguna vez, se ha escondido… si no ha habido condiciones, pero siempre resurge, y al final… el Mar y en él y siendo él, todas las sanghas, las activas, la no activas, las que aun no se han manifestado… las maduras, las debiles… que descanso, no tener que luchar, que descanso no discriminar…!

Hoy, alguien muy querido por mi, me ha propuesto enfocarme en la inclusión y la ecuanimidad, quizás por esto me ha surgido este escrito, sólo pretendía hablar un poco de la sangha de Sant Pere pero ha tomado otros derroteros… y así lo dejo… si os parece bien, querida sangha, querida persona que estas leyendo hoy esta pagina sobre la gira de Thay, y quieres conocer un poquito quienes son sus “seguidores, o amigos” aquí. Con toda transparencia, dejo estas pequeñas reflexiones y recuerdos de cómo se empezaron a mover estos hilos que hoy nos unen.

Ojalá seamos una inspiración, como otros lo han sido, ojalá nuestra Práctica sea estable, amorosa y generosa.

Flores de Jazmín de Sant Pere, para todos los seres,

Lluïsa Millán Arcarons

Camino El Camino

A diferencia de otros compañeros de la sangha española no he visitado Plum Village ni he tenido contacto directo con Thay. Hace apenas un año conocí la práctica de Thich Nhat Hanh a través de Internet, al regresar a casa tras un par de semanas haciendo el Camino de Santiago.

 

Me llegó directamente la calidez de su mensaje, la sencillez y humildad del maestro, su carácter práctico y esa obstinada invitación que nos transmite a estar presentes en el aquí y el ahora.

Con entusiasmo he seguido las enseñanzas del maestro y profundizado en ellas, lentamente y disfrutando cada paso he confirmado la utilidad en mi vida de atender conscientemente mi respiración, emociones, pensamientos, palabras… sobre todo en una vía de acción.

En esta toma de contacto el hecho de haber compartido diferentes encuentros o retiros con dos de las sanghas situadas en Andalucía – Granada y Sevilla – ha sido sin duda el nexo más cercano con la propuesta de Thay, disfrutando del valor de la comunidad y del compartir juntos el camino del aprendizaje.

En unas semanas tendré la oportunidad de participar durante unos días de la presencia del maestro y compartir la práctica junto a la gran comunidad que se reúne cada verano en el retiro de Plum Village.

El camino es la meta y me siento feliz de haber hallado a Thay conforme daba pasos desde y hacia mi hogar, así como de haber tomado consciencia de la comunidad de seres que intersomos en este paseo por la vida.

– Antonio Zafra, Zuheros (Córdoba)

Breve Historia de la Sangha Española de Plum Village

 

Podríamos hablar de una “prehistoria”, o momento preliminar cuando en los años 90 tanto en Madrid como en Barcelona se formaron unos grupos de meditación que seguían las enseñanzas de Thich Nhat Hanh. El grupo de Madrid, cuyo facilitador era Octavio Feliciano, desapareció al fallecer éste. Era la de Madrid aún una sangha en ciernes y no dio lugar a su consolidación.

En Barcelona, la figura de Ena Linares, miembro laico de la Orden Del Interser, dio origen a otro embrión de sangha  que también desapareció, pero que antes de hacerlo brindó la oportunidad a unos jóvenes de Calahorra de iniciar lo que podemos llamar “segunda etapa” o historia de la sangha española. Rosa Serrano y Luis del Val acudieron a Plum Village y quedaron tan enamorados de las enseñanzas de Thay que se pusieron en contacto con Ena Linares, quien les ayudó en el camino recién iniciado a  que anualmente viniera un monje maestro del Dharma a dar un retiro en el norte de España. Thay Doji, aunque oficialmente ya no pertenezca a la sangha de Plum Village, sigue ofreciendo retiros a las sanghas españolas anualmente.

Ena Linares apadrinó la entrada en la Orden del Interser a Luis del Val y a Rosa Serrano, quienes se convertirían en los primeros españoles miembros de dicha Orden, dado que Ena era de origen ruso aunque había adoptado el apellido de su marido.

Poco a poco y como resultado de esa semilla de los retiros anuales, fueron apareciendo sanghas en otros lugares de la geografía española, casi todos en la zona septentrional. Madrid, que gozó a principios del segundo milenio de un crecimiento espectacular, volvió a malograrse por diversas causas. A la tercera va la vencida. La constancia de gente como Juan Linares (hijo de Ena), Ana Sever, Encarna, Rosa Gallego, Ben, Gabriel Guzmán y otros muchos ha hecho que su fuerza hoy sea tan reconocida que acaban de tomar la decisión de comprometerse a fondo en la organización de la próxima venida a España de Thich Nhat Hanh en mayo de 2014.

Junto al retiro que se celebrará en Madrid, habrá otro de “Ética Aplicada” que se desarrollará en Barcelona, otro de los grandes núcleos donde se aglutinan numerosas sanghas. Las hay en San Pere de Ribas, Girona, El Maresme, así como en la propia capital… y no sé si me dejo alguna por el camino.

Pero además de Madrid y Barcelona, hay sanghas bastante consolidadas en Valencia, Altea, Alicante, Zaragoza, Logroño, Calahorra, San Sebastián, Alava, Bilbao, Sevilla… así como otras que empiezan a surgir en otras zonas como Granada, Córdoba, Málaga, Huesca, Vigo, etc…

Al referirnos a la sangha sevillana en particular  -pues es la promotora del proyecto de Plena Consciencia y Ecología Profunda en el marco de nuestra sede en la finca “El Paraíso” (Aroche, Huelva)- debemos comentar que inició su andadura a finales del año 2002, con lo que celebramos su décimo aniversario.

Como suele ocurrir con todas las sanghas, los principios fueron muy difíciles, sin apenas experiencia, sin casi miembros, con reuniones en recintos prestados generosamente o alquilados por módico precio.

Tras organizar un par de fines de semana de Plena Consciencia facilitados por Luis del Val y tras varios años de asistencia a los retiros de verano de Plum Village, miembros de esta sangha adquirieron la suficiente experiencia como para organizar no sólo los  Días de Plena Consciencia mensuales y reuniones de sangha semanales que se venían celebrando casi desde el principio de su creación sino que organizaron retiros con monjes maestros del Dharma venidos desde Plum Village y desde finales del año 2012 andamos embarcados en este proyecto tan ilusionante que es “El Paraíso”. Proyecto que queremos ofrecer a todos los jóvenes budistas y no budistas que quieran encontrar en el contacto directo con la Tierra y la Naturaleza y en la Plena Consciencia su auténtica naturaleza búdica.

Como todo proyecto, necesita una financiación. Queremos construir dentro de la finca una nave que sirva tanto de sala de meditación como de dormitorio para los jóvenes y un dormitorio para los hermanos que tienen a su cargo de forma permanente la responsabilidad del proyecto. Éste es nuestro desafío inmediato. Tras este, seguirán otros más. La financiación queremos que se haga con aportaciones de las diferentes sanghas internacionales y junto con la mano de obra de nuestra sangha y de los jóvenes voluntarios que vengan a pasar una temporada a nuestro “Paraiso” sabemos que este proyecto se convertirá muy pronto en una realidad que empezará a funcionar a pleno rendimiento para el beneficio de numerosos seres.

– Goyo, Sangha de Sevilla