Thay y la sangha ante el Nuevo Año Lunar

2 de febrero de 2019

Querida y amada comunidad:

Nuestra sangha se alegra ante la llegada del Nuevo Año Lunar (Tết), con Thay presente en el templo matriz en Huế, Vietnam. Este es el primer Tết que Thay pasa en su tierra natal desde 2005, y el primero en Huế desde 1960. Ha disfrutado mucho de los preparativos para la fiesta dentro del templo y en los alrededores, de la tranquila luz y la atmósfera pacífica de los jardines mientras los jóvenes hermanos y hermanas limpian el altar y los pasillos, cocinan platos especiales que ofrecer a nuestros ancestros espirituales, decoran el templo con flores y ramas floridas para dar la bienvenida al Año Nuevo. Frente a la ventana de Thay se ha plantado un bello melocotonero, que ya muestra sus primeras delicadas flores rosadas, para que Thay disfrute de él mientras bebe su té.

Thay mirando un libro de pintura el miércoles 30 de enero (en la ventana se refleja el melocotonero en flor).

A pesar del clima frío y lluvioso, la salud de Thay se ha mantenido muy estable en las últimas semanas, y sigue recibiendo tratamiento y acupuntura orientales. Cuando las fuertes lluvias ofrecen un respiro, Thay sale en su silla de ruedas a disfrutar de los estanques y estupas del templo de origen, acompañado por sus discípulos. Aunque su cuerpo es frágil, la mente de Thay está aún muy lúcida. Hace poco aprovechamos un día despejado y soleado para llevar a Thay a Huế. Allí disfrutó del ambiente festivo del Año Nuevo, de los puestos del mercado de flores llenos de brillantes crisantemos y de los tradicionales ciruelos en flor (con las amarillas flores mai). Thay sorprendió a sus acompañantes al llevarlos a visitar dos templos con los que tiene una especial conexión, y una vez allí fue a presentar su respeto al altar de los ancestros. Aquella tarde, el clima era tan agradable y claro que Thay pudo salir y disfrutar visitando sus lugares favoritos en Từ Hiếu.

Thay visitando los jardines de Từ Hiếu el sábado 2 de febrero.

Durante las últimas semanas, practicantes laicos y monásticos de todo el mundo han venido a visitar el templo matriz de Từ Hiếu y la adyacente comunidad de hermanas en Diệu Trạm. Hay una hermosa y ligera atmósfera de serenidad y paz. A la comunidad le gusta practicar unida la meditación sentada, la comida consciente y la meditación caminando, consciente de la presencia tranquila de Thay en una cabaña cercana.

En cada celebración del Tết, Thay acostumbra a ofrecer un pareado para alentar la práctica de la comunidad y dar la bienvenida al Año Nuevo. Practicantes de todo el mundo podemos imprimir esas caligrafías y mostrarlas en el hogar o en el lugar de trabajo, para recordar nuestra aspiración. Esos versos invitan a la reflexión y proponen un sencillo acto que podemos realizar para alimentar el bienestar y la felicidad para el próximo año.

Este año, nuestra comunidad ofrece este pareado:

Armonía en nuestro hogar,
alegría en el mundo.

¿Hay algo que podamos hacer en este instante preciso para aumentar la armonía en nuestro hogar? Este hogar puede hallarse en nuestro corazón, en nuestro cuerpo, o en nuestro hogar físico y en las relaciones cercanas. Puede bastar con inspirar y espirar una sola vez de forma tranquila, o quizás una palabra o un gesto de bondad amorosa hacia quienes nos rodean.

Esta caligrafía nos plantea un reto: ¿tenemos fe en que puede haber alegría en el mundo en este mismo momento presente? ¿Podemos mirar con hondura y ver que la alegría comienza con la armonía interior? En sus últimos años de enseñanza, Thay siempre nos recordaba regresar a nosotros mismos, a nuestros seres queridos y a la Tierra. Y desde la base de esa sólida conexión, sabremos qué hacer y qué no hacer para ayudar en cada situación.

Si queremos que haya armonía en nuestra sociedad, en nuestra nación y en el mundo, necesitamos que haya armonía en nuestros corazones y hogares. La alegría está en hacer todo lo posible por cultivar la armonía, y tocar las maravillas de la vida que están disponibles para nosotros en este mismo instante: estos nuestros ojos, la presencia de un ser querido o una sencilla florecilla que surge como un milagro en nuestro camino. La paz y la alegría colectiva son posibles en cada pequeño momento de despertar. Como diría Thay: «No basta con sufrir». En medio de los desafíos a los que se enfrenta la humanidad y nuestro planeta, si no queremos evitar acabar exhaustos, debemos nutrir y fomentar nuestra paz y nuestra alegría.

En cada uno de nuestros centros, nuestro hogar espiritual en Europa, los Estados Unidos y Asia, así como en el templo de Từ Hiếu en Huế, este Año Nuevo Lunar se percibe una sensación de armonía y paz, sabiendo que Thay está en Vietnam, el origen de nuestra familia Plum Village. Es como el círculo caligráfico que le gusta dibujar a nuestro maestro. Inspira mientras traza la primera mitad del círculo y espira mientras traza la segunda mitad, completando el círculo con todo amor y cuidado.

Como parte de la celebración del Tết, la comunidad prepara los tradicionales pasteles de la tierra vietnamitas para ponerlos en el altar como expresión de nuestro amor y compromiso. Los hermanos y hermanas disfrutan de una velada festiva llena de canciones, música, hermandad y fraternidad mientras cocinan estos pasteles redondos de la tierra durante toda la noche en enormes ollas sobre hogueras a la luz de las estrellas. El nombre en vietnamita de estas ofrendas, pasteles de la tierra, es muy apropiado para nuestro tiempo y para la Madre Tierra. Representa nuestro voto de vivir simplemente y ayudar a disminuir el impacto humano sobre el medio ambiente.

Empaquetando y cocinando los pasteles de la tierra, y ofrenda sobre el altar de los ancestros.

El mes pasado, los discípulos de Thich Nhat Hanh han guiado retiros para cientos de maestros católicos en Uganda, África, una continuación del trabajo ecuménico de Thay y de su profunda aspiración para llevar la práctica de la plena conciencia a escuelas de todo el mundo. La semana pasada se inauguró en Bangkok una nueva apasionante exposición del excepcional arte caligráfico de Thich Nhat Hanh y de sus libros. La película Camina conmigo sigue llenando salas en ciudades de Francia y de todo el mundo, permitiendo a todos experimentar la meditación y la paz, aunque sea por un breve tiempo, en medio de sus atareadas vidas. A finales de primavera, la comunidad de Thay guiará retiros en los Estados Unidos, así como en Italia, Holanda, Bélgica, Irlanda, el Reino Unido, Alemania, Lituania y Palestina. Los monásticos de Plum Village en Asia irán a ofrecer sus enseñanzas en Japón, Corea, Indonesia y Taiwan.

Esperamos con ilusión acoger retiros para familias, emprendedores y jóvenes en nuestros centros en los Estados Unidos, Europa y Tailandia este verano. Pronto se abrirá el plazo de inscripción, y esperamos que muchos de ustedes tengan la oportunidad de unirse a nosotros para cultivar la sanación y el despertar colectivos junto con nuestra creciente comunidad y dar así continuidad a la vida de nuestro maestro y a sus enseñanzas.

Con amor y confianza,

Las monjas y monjes de Plum Village.

Si deseas recibir directamente en tu bandeja de entrada actualizaciones sobre Thay y noticias acerca de la comunidad que continúa su legado, puedes registrarte clicando aquí.

Las próximas actualizaciones se publicarán en plumvillage.org, langmai.org, Villagedespruniers.org y www.facebook.com/thichnhathanh, así como en thichnhathanhfoundation.org. Puedes tener la seguridad de que continuaremos informando a nuestra comunidad global de manera consciente y oportuna.

Fuente: plumvillage.org